Hallan cuerpo de un hombre y suman diez los muertos

La víctima mortal, de 50 años, fue arrastrada por la creciente de un río en la localidad de El Fortín cuando paseaba en caballo. Su hija de 17 años, que iba en otro animal, se salvó al no cruzar por ese lugar.
Jueves 5 de marzo de 2015
El cuerpo de Aníbal Ávila fue hallado "a unos 1.800 metros del lugar de donde desapareció, arrastrado por la correntada de un canal en El Fortín", localidad ubicada 208 kilómetros al este de la capital cordobesa, informaron esta tarde fuentes policiales.

En un rastrillaje realizado en la zona, policías y bomberos encontraron el cadáver de Ávila, quien cayó al canal mientras cabalgaba al no advertir que había una alcantarilla tapada por el agua, mientras que su hija de 17 años, que iba en otro caballo, se salvó al no cruzar por ese lugar.

Por otra parte, la Bolsa de Cereales de Córdoba calculó que las inundaciones que generó el temporal afectaron "entre 400.000 y 500.000 hectáreas de campos productivos, que se encuentran bajo el agua o han sido afectadas por la catástrofe".

El Departamento de Información Agroeconómica de la entidad aclaró que se trata de un primer informe, dado que el área afectada puede ser mayor si se tiene en cuenta que, "en muchos lugares, es imposible poder obtener información precisa porque todavía se está en medio del punto más grave del tremendo fenómeno que se abatió sobre el área agrícola y ganadera".

Las buenas condiciones climáticas que imperan desde ayer en Córdoba permitieron avanzar con las tareas de reparación, asistencia o vuelta a sus hogares de las más de 1.000 personas que aún continuaban evacuadas, en especial en el este y en el sudeste cordobés.

Dardo Iturria, secretario provincial de Inclusión Social, informó a la prensa que en Idiazábal, la localidad más afectada, "el agua está con una tendencia a la baja", lo que permitió que "las maquinarias realicen una contención en la parte norte y oeste del pueblo".

Mientras tanto en Ballesteros, 173 kilómetros al sudeste de la capital cordobesa, "se logró trabajar en unos 7.000 metros de elementos de contención y eso está soportando el agua para que no ingrese en el pueblo", según Iturria.

El temporal, que en un primer momento se circunscribió a las Sierras Chicas cordobesas, terminó abarcando a localidades ubicadas en el norte, como Jesús María; en el noreste, como Balnearia, o en el sudeste, como Idiazábal.

El fenómeno, que se intensificó desde este miércoles, comenzó hace 18 días y las localidades más afectadas fueron Villa Allende, Unquillo, Río Ceballos, Salsipuedes, Aschochinga y Jesús María, en las Sierras Chicas cordobesas.

El domingo 16 de febrero, cayeron allí en pocas horas 300 milímetros de agua, lo que generó la crecida de ríos y arroyos que arrasaron personas, casas, puentes y caminos, situación que luego se extendió a otros puntos de la provincia causando la muerte de diez personas, con el cuerpo encontrado hoy.