“Lagomarsino tiene que preocuparse por el informe de Arroyo Salgado"

Así lo señaló el Jefe de gabinete, Aníbal Fernández luego de las declaraciones de la ex mujer del fiscal Nisman.
Viernes 6 de marzo de 2015

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que la defensa de Diego Lagomarsino "debe estar sumamente preocupada" por la presentación del peritaje de parte de la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Alberto Nisman, ya que confirma que el arma cuya bala mató al fiscal es la que el asistente le entregó, a la vez que resaltó el "prestigio" de los peritos oficiales que actúan en la causa.

Además, insistió con que el Gobierno "no forma parte" del proceso ni de la investigación de la causa, por lo que "está afuera" de la discusión, y dijo que lo único que busca es "arribar a la verdad jurídica objetiva".

"Tanto para los peritos oficiales como para los peritos de parte, la pistola que Lagomarsino le entregara al doctor Nisman es la que le provocó la muerte, en eso estamos todos de acuerdo. La defensa de Lagomarsino debe estar sumamente preocupada por lo que acaba de decir la doctora Arroyo Salgado", señaló.

En su habitual contacto con la prensa antes de ingresar a Casa de Gobierno, el funcionario también resaltó la hora en que, según los peritos de la querella, se produjo la muerte de Nisman, y afirmó que "es la hora en la que estaba Lagomarsino en el departamento" del fiscal.

Asimismo, explicó que "si se toma en cuenta la hipótesis del homicidio, que es la que ahora se empieza a manejar, se ve en ese marco que la persona que hubiera entrado a provocar el homicidio tiene que haber sido una persona de conocimiento" de Nisman.

"La fiscal Fein ya nos dijo que en las pericias oficiales, que no se basan en fotos, se basan en la pericia oficial sobre el cuerpo propiamente dicho del doctor Nisman, exhiben que no se defendió. Y si no se defendió es porque la persona que entró es un conocido", explicó. Además, el jefe de Gabinete afirmó que "es muy traído de los pelos" la posibilidad de que "un sicario vaya a la casa de una persona que no conoce a matarlo con la pistola que le pertenece o que por lo menos le prestaron, que no sabe dónde está o si funciona". Al marcar las diferencias existentes entre el resultado de los peritajes de parte y de los oficiales, Fernández resaltó el "prestigio" de los integrantes del Cuerpo Médico Forense.

"La autopsia que se llevó a la práctica no solamente contó con la presencia de profesionales que son de primer nivel del Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema de la Nación, y también participó el decano, quien es la persona de mayor jerarquía dentro de ese Cuerpo, pero además la persona de mayor prestigio. Con lo cual tenemos que tuvo el máximo nivel", afirmó. Si bien aclaró que no cuestionaba "los prestigios" de los peritos contratados por Arroyo Salgado, insistió con que "más prestigio no se le puede poner para que no haya duda respecto de lo que se está llevando a la causa" por parte de la fiscal Viviana Fein.

"El Gobierno no forma parte del proceso. La legítima intención del Gobierno es que se arribe a la legítima verdad jurídica objetiva, que se arribe a la verdad. Y la tercera es que el Gobierno no forma parte de la investigación. Queda claro entonces que el Gobierno está afuera de esta discusión", agregó.

Ayer, la jueza Arroyo Salgado presentó las conclusiones de sus peritos, que contradicen los estudios oficiales, y afirmó que a Nisman "lo mataron" y que su muerte es "un magnicidio" que "merece respuestas de parte de las instituciones de la República".