¿Fotografiaron a Nahuelito?

Le habrían sacado fotos a la criatura del lago Nahuel Huapi.
Viernes 6 de marzo de 2015
El hombre aseguró haber observado al misterioso "monstruo" en aguas de una laguna cerca de la Aduana Argentina del Paso Cardenal Samoré y envió las fotografías que tomó al diario El Cordillerano de Bariloche para dar testimonio del hallazgo.

Néstor González Villarreal, envió la imagen tomada el 20 de Febrero a las 7.45 horas en la laguna ubicada a metros de la Aduana Argentina del Paso Cardenal Samoré.

Según indicó el matutino patagónico, Villarreal viajaba junto a su familia, todos oriundos de la localidad bonaerense de Coronel Pringles, y cuando estaban en San Martín de los Andes decidieron cruzar a Chile.

Al acercarse temprano a la Aduana Argentina, mientras esperaban que las oficinas migratorias abrieran sus puertas, el hombre comentó que "se bajan mi mujer, su hijo con su novia y yo me quedo en el auto acompañado por la hija de mi pareja".

"Ellos se acercaron a la laguna y dijeron: 'mirá un esquiador'. Yo dije, a esa hora imposible...", continuó.

Rafael Olmos fue quien tomó la fotografía con su teléfono celular inteligente, explicó el turista a El Cordillerano.

Néstor contó que luego de tomar la imagen "este bicho desapareció y le dije al hijo de mi señora que le había sacado una foto al Nahuelito".

"Se ve que iba a mucha velocidad, por los bordes de la estela que dejó en el agua. Lo que había era como un cuello con una cabeza y lo que se vio era como del tamaño de una persona y estaba a unos doscientos metros", relató.

Ante los comentarios de los lectores de la edición on-line de El Cordillerano, Nestor aclaró que "sin polemizar, conozco lo que es un huala por verlos en varios lagos de la cordillera y esto no
lo era, solamente se ve un cuerpo cilíndrico que emerge terminado en cabeza remedando una cobra alerta, además por su tamaño desplaza mucho agua. Si fuera ese animal su cogote no tiene tal volumen y se vería el lomo. Saludos".

De acuerdo al mito popular, Nahuelito es una criatura acuática desconocida que habita en las aguas del lago Nahuel Huapi.

El legado de las leyendas aborígenes acerca de un animal acuático retozando en las aguas del Nahuel Huapi fue recuperado a comienzos del siglo XX.

En 1910, George Garret se desempeñaba como gerente en una compañía que navegaba por el lago Nahuel Huapi.

Un día de aquel año avistó un animal que, de acuerdo a su testimonio, "parecía tener entre 15 o 20 pies de diámetro, sobresalía quizás 6 pies por encima del agua y estuvo 15 minutos a la vista". Esta experiencia recién salió a la luz pública en 1922 en un artículo publicado por el periódico Toronto Globe.

En aquella época, las historias acerca de la existencia de monstruos acuáticos estaban en boga a partir de la gran consideración mediática que tenía "Nessie", el "monstruo" del lago Ness.