Juez Griesa define si permite el pago a bonistas

El magistrado debe definir si el Citibank queda habilitado para pagar los bonos argentinos en dólares que vencen el 31 de marco y fueron emitidos bajo jurisdicción argentina. En la última audiencia, según trascendidos, el juez estuvo dubitativo y desorientado.
Viernes 6 de marzo de 2015
Tras la audiencia del martes, en la que las partes sentaron su postura, el magistrado debe resolver dos situaciones: el pago a bonos que sí ingresaron al canje y a los que Argentina quiere pagarles el próximo vencimiento bajo ley local y los bonistas europeos en euros que están bajo el ala del milonario George Soros y cuya jurisdicción fue exigida por Londres la última semana.

Los antecedentes del movimiento de Griesa son zigzagueantes: mientras que en otras tres fechas de vencimiento permitió -mediante permiso especial- que el Citibank efectyara el pago local, a fines de 2014 bloqueó un intento de los bonistas europeos de cobrar bajo jurisdicción del Viejo Continente y ratificó la inviabilidad del pago a través del Bank of New York Mellon.

En la última audiencia, según trascendidos, el juez estuvo dubitativo y desorientado. Incluso errático en las preguntas, desconociendo los bonos y vencimientos sobre los que debe resolver.

Tres argumentos constituyen la postura argentina para explicar que el mecanismo no debería estar bajo la órbita jurisdiccional de Griesa: que los bonos son locales y, por lo tanto, es deuda interna en moneda extranjera; que el Citibank no es agente de pago -como BONY o Euroclear- y que, si no paga, corre riesgo de ser sancionado.

Para los fondos buitre, que exigen una dueda de 1330 millones de dólares -y a los cuáles mediante el mecanismo de me too se añadirían otros 6 mil millones de dólares-, no se puede avalar el pago porque son canjes promocionados en todo el mundo y no solo internamente.