Fein: "Es importante determinar qué hizo en los últimos días"

También aseguró que “no cree” que Florencia Cocucci, presunta novia del fiscal, tenga “relación importante” con la causa.
Domingo 8 de marzo de 2015
A un mes y medio del hallazgo del cuerpo de Nisman, Fein sostuvo que "no" tiene "claro ni establecido de manera certeza absolutamente nada: si es suicidio, homicidio, o suicidio inducido" y remarcó que "jamás" descartó que se tratara de un asesinato ya que siempre habló de "muerte dudosa".

La fiscal también aseguró que "se puede llegar a descubrir la verdad, pero hay que esperar las pericias de comunicaciones, de los teléfonos y de las computadoras", pero advirtió que "estas pericias no se van a realizar como estaban dispuestas".

"Muchos dicen 'cómo se retrasó la doctora Fein en abrir las comunicaciones'. La doctora no se retrasó, lo que hizo es esperar las voluntades de las partes de los peritos, esperar que conciliaran sus criterios, que son los puntos de pericias, y ver qué hacía yo con puntos que no se habían incorporado", detalló en conversación con radio Mitre.

Y, precisó que "cuando comienza esta pericia, al segundo o tercer día, llega un escrito al juzgado de la jueza (Fabiana) Palmaghini pidiendo que se modifique ese acto de pericia, que se interrumpa ahí" y remató: "Lo digo aunque moleste a las partes, pidió preservar la confidencialidad de todo lo que pueda surgir de los aparatos telefónicos y de las computadoras".

Tras sentenciar que "si se busca la verdad, hay que permitir que una pericia que fue encomendada se haga", consideró que "por más que sea comprometido o no comprometido" el material que contenga los celulares y computadoras de Nisman, ella tiene "que ver todo para tamizar, para avanzar".

En el mismo sentido, sostuvo que la forma de actuar de Arroyo Salgado "no" fue "la más ortodoxa" porque, afirmó, "pidió que se haga la pericia de una forma y dos días después (de comenzarla) la frenó".

Fein insistió en que son "tremendas" las diferencias entre las pericias oficiales y las que presentó la querella, pero remarcó que se van a zanjar "en una junta médica, una nueva pericia, donde deben participar todos los peritos, los oficiales y los de parte, para deliberar y ver si se ponen de acuerdo".

El jefe de Gabinete estimó que "tendrán que reunirse" para conciliar sus análisis los peritos de parte y oficiales y recordó que en la investigación de Fein "se imputa y marca a una sola persona que es Lagomarsino" por entregarle la pistola de donde salió el proyectil que mató al funcionario. "Las conclusiones que Arroyo Salgado dice contrastan con las acciones llevadas a la práctica por los peritos forenses (oficiales), que no han actuado con fotos y videos como los peritos de parte han actuado, sino sobre el cuerpo", recalcó en diálogo con radio Continental.

Fernández volvió a subrayar "el mayor de los respetos" que tiene por los peritos oficiales, aunque fue conciliador con los representantes de la querella: "Los fiscales de parte son gente que también me merece respeto. (Las diferencias) tendrán que dirimirlas entre ellos".