Apple presenta nuevo reloj

La compañía presentó su reloj inteligente.
Martes 10 de marzo de 2015

Apple presentó hoy su reloj Watch, que anunció en septiembre último, y que representa la entrada de la compañía en un nuevo segmento de negocios (al tiempo que es el primer dispositivo para una nueva categoría creado durante la dirección de la compañía de Tim Cook).

La compañía ya había adelantado bastante sobre el reloj, aunque se desconocían algunos detalles fundamentales. Sí se sabía tendría una pantalla táctil rectangular protegida por cristal de zafiro, que se ofrecería en dos tamaños (38 y 42 milímetros) y varias opciones de materiales para el cuerpo del reloj (acero, aluminio, oro) y múltiples opciones de correas.

El Watch Sport (aluminio) tendrá un precio, en Estados Unidos, de US$ 349 para la versión de 38 mm, y de 399 dólares para la de 42 mm. La versión de acero tendrá un precio base desde US$ 549 o US$ 599 (según el tamaño) hasta 1049 o 1099 dólares, dependiendo de la correa elegida (entre 49 y 549 dólares de precio). La versión en oro (18 kilates, en una aleación con carburo de boro, que le da la dureza del diamante): 10.000 a 17.000 dólares, y estará disponible en pequeñas cantidades. Todas las versiones estarán disponibles desde el 24 de abril en Estados Unidos y parte de Europa y Asia. La preventa comienza el 10 de abril próximo.

El Watch sólo funciona con un iPhone 5 o superior corriendo iOS 8. Con iOS 8.2 (disponible hoy) aparece una aplicación que permite gestionar las funciones del reloj desde el teléfono.

LAS FUNCIONES

El reloj usa una corona para controlar la interfaz de usuario, que tiene un micrófono: permite hacer consultas a Siri -con una presión en la corona- e intercambiar notas de voz con otros usuarios del reloj, además de usarlo como manos libres del iPhone. También incluye un sensor de ritmo cardíaco y un acelerómetro, y almacenamiento interno. Según la compañía, la batería le permite una autonomía de 18 horas de uso. Se carga por inducción.

El Watch requiere, como la mayoría de los relojes inteligentes, y a diferencia de otros smartwatches (como el LG Watch Urbane LTE o el Samsung Galaxy Gear S) de una conexión inalámbrica al teléfono para funcionar, vía Bluetooth. Una rareza es la inclusión de Wi-Fi en el reloj.

De ellos obtendrá las notificaciones tradicionales de las aplicaciones (mensajes, actualizaciones, etcétera), que se podrán ver en la pantalla; un control remoto de la música en reproducción o de la cámara de fotos; o las indicaciones de navegación de un mapa; se pueden ampliar sus funciones con nuevos programas pensados para el reloj. Por ejemplo, una versión de Twitter o de Instagram que alerta sobre nuevas publicaciones, una herramienta para mostrar el código QR del boleto de avión o una presentación laboral. También, Uber (para llamar a un auto), Shazam (para reconocer una canción que se está escuchando).

Como otros smartwatches, si el usuario estuvo quieto mucho tiempo se lo recuerda, para que haga algo de ejercicio; también fija metas de movimiento (tantos pasos, etcétera) por semana.

Es posible responder a mensajes con respuestas predefinidas, que se construyen automáticamente analizando el texto del mensaje. Y gracias a que tiene NFC se puede usar como sucedáneo de una tarjeta de crédito (usando la plataforma de pagos Apple Pay) abrir una puerta (de la cadena de hoteles W); la semana pasada LG mostró algo similar, pero para abrir un auto.

A los diferentes diales y frentes del reloj que emulan la cara de un reloj de pulsera convencional se le pueden sumar funciones (complicaciones, como se les llama en el mundo de la relojería analógica) como el día, un cronómetro, etcétera, que complementan la hora que se ven en pantalla. También, incluye un modo con una suerte de resumen del día, un concepto similar al que aparece en el menú de notificaciones del iPhone. y una herramienta para hacer dibujos en pantalla o registrar nuestro ritmo cardíaco y compartirlo con otros usuarios del Watch.

La compañía también presentó una nueva MacBook ultradelgada y ResearchKit, una plataforma de código abierto para usar el iPhone en investigaciones médicas.