Hay pruebas en riesgo porque la Justicia no pidió preservarlas

Los contenidos de las llamadas y mensajes telefónicos y online, así como los datos del GPS, podrían perderse en los próximos días.
Miércoles 11 de marzo de 2015
La investigación por la misteriosa muerte del fiscal Alberto Nisman cobra un tenso giro. Fuentes judiciales que conocen la investigación por dentro confiaron bajo reserva a Infobae que ni la fiscal Viviana Fein ni la jueza Fabiana Palmaghini pidieron medidas de preservación de prueba para lo que podrían ser factores clave para establecer las comunicaciones del titular de la UFI-AMIA en sus últimas horas.

Los puntos en cuestión son las comunicaciones telefónicas de su número fijo, sus celulares y su Nextel. Ello incluye además los contenidos de sus conversaciones y sus mensajes de voz. Lo mismo ocurre con sus chat y otros mensajes online, como los transmitidos por Skype. También está en riesgo la memoria del GPS integrado a su automóvil Audi, que podría revelar los recorridos que hizo el fiscal. Por lo pronto, ni las divisiones tecnológicas de la Policía Federal y la Metropolitana recibieron órdenes hasta ahora de peritar el vehículo.

Todos estos contenidos son preservados tanto por las empresas telefónicas y de Internet y por la memoria del auto mismo, sostenida a batería. Si no tienen un pedido judicial expreso, las empresas destruyen esta información en 60 días. El auto mismo, por su propio sistema, lo hace en el mismo período. Por eso es que a 52 días de la extraña muerte de Nisman, esto se vuelve un dato significativo.

También surge otro problema que es objeto de polémica: las cajas de seguridad vaciadas por Sara Garfunkel, madre del fiscal y parte de la querella encabezada por la jueza Arroyo Salgado. Entre esos contenidos, habría títulos de propiedad y dinero declarado en dólares y euros. Ni la jueza ni la fiscal libraron oficios al Banco Central para preservar los contenidos de esas cajas.

Un reconocido fiscal que eligió preservar su identidad opinó: "Ni la jueza ni la fiscal pueden no preservar la prueba, que equivaldría a su destrucción y por ende a un incumplimiento de funciones".

Infobae se comunicó esta noche con fuentes cercanas a la fiscal Fein, que no negaron esta información en un primer momento.