La importancia del testimonio de la mucama Dominga

Dominga Torres trabajaba en la PB "A" de Ravignani 2360, donde vivía Ángeles con su familia. Su testimonio se volvió central cuando declaró que la adolescente nunca llegó a su domicilio para almorzar como solía hacerlo.
Miércoles 11 de marzo de 2015
Este miércoles se reanuda la audiencia por el juicio contra Mangeri por el asesinato de Ángeles Rawson. En esta oportunidad, declarará Dominga Torres,la mucama de la víctima.

También se escuchará el testimonio de la administradora del edificio y jefa de Mangeri y de 15 vecinos del edificio de Ravignani.

El testimonio de Dominga Torres es uno de los más trascendentes ya que, como trabajaba desde las 8.45 y 12.45, aseguró que Ángeles nunca llegó a su domicilio para almorzar tal como lo hacía habitualmente. Su relato se condice con las cámaras de seguridad que muestran a Ángeles ingresando a su edificio, por lo que conduce a que Mangeri la interceptó antes de ingresar a su departamento.

Desde un primer momento, los abogados de Jorge Mangeri, en tiempos en que Miguel Angel Pierri y Marcelo Biondi lo defendían, apuntaron desde un primer momento a Dominga, diciendo que su testimonio no era cierto ya que ese día se constató con la SUBE que llegó tiempo después de la hora que había dicho.

Torres tendría que haber declarado la semana pasada, pero su testimonio se canceló porque sufrió una descompensación.

Otra de las testigos será Lidia Berrojaldis, administradora del edificio y, por lo tanto, la jefa de Mangeri, quien en su momento declaró que al día siguiente del crimen, el ahora imputado la llamó para decirle que estaba enfermo y que el jueves también la llamó para avisarle que se había ido de la portería a la casa de amigos porque a su mujer le hacía mal lo que había pasado con Ángeles.

Además, otros 15 vecinos darán su testimonio para hablar sobre la jornada de declaraciones que se realizó durante la noche del 26 de junio cuando el juez de instrucción Javier Ríos los llamó a todos para saber si algún otro vecino había escuchado, como declaró una mujer, una pelea entre Ángeles y su padrastro en la planta baja.