Paneles solares, nuevos aliados para la videovigilancia

Jueves 12 de marzo de 2015
A medida que avanza la tecnología, los sistemas de videovigilancia se van sofisticando y el cliente es cada vez más exigente a la hora de adquirir una solución de monitoreo.

Más allá de las características técnicas del sistema en sí mismo (calidad de la imagen, velocidad de transmisión, etc.), los usuarios valoran mucho la disponibilidad de los equipos: quien busca estas soluciones quiere tener el control de lo que sucede en su hogar o negocio las 24 horas de los 365 días del año.

Así aparecieron las cámaras térmicas que permiten tener visión en condiciones climáticas adversas: la noche, el humo, la niebla ya no son impedimentos para tener una imagen nítida.

La fuente alternativa que se utiliza en estos casos en la generada y transmitida por el sol, y recibida en paneles solares. La energía generada por los paneles más la utilización de un generador se acumula en baterías y alimenta a las cámaras de video vigilancia. Pero no es una fuente inagotable de energía, como toda batería también debe seguir recargándose.

El costo de estas fuentes alternativas es de mayor presupuesto que el de los sistemas comunes pero ofrecen el 100% de disponibilidad de los sistemas de videovigilancia y, en consecuencia, la seguridad de tener todo bajo control las 24 horas los 365 días del año.

A nivel privado, entre los usuarios que más adoptaron esta modalidad de sistemas con fuentes alternativas están las empresas con grandes instalaciones, para las cuales los costos devenidos por un corte de luz justifica ampliamente la elección de esta novedosa opción.

​Por su parte, en el ámbito público, los paneles solares asociados a los sistemas de monitoreo son ​esencialmente adoptado​s para el control de rutas, caminos y autopistas.