Maxi Montenegro mano a mano con Daniel Scioli

El gobernador de la provincia de Buenos Aires fue duramente entrevistado, y se refirió a diversos temas del escenario político nacional.
Jueves 12 de marzo de 2015

“¿A usted no lo quiere el kirchnerismo porque lo consideran 'tibio', que no juega fuerte? - le preguntó el periodista Maximiliano Montenegro al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli.

“Son tantas las pavadas que se dicen, o algunos que quieren meter cizaña, piensan que me van a provocar, que me van a sacar de mi equilibrio, mi responsabilidad y en lo que yo estoy focalizado, y cuando uno ve mi agenda de trabajo tenés los temas centrales: Seguridad con policías locales, que es la mayor renovación cuantitativa y cualitativa de la historia de la provincia”.

“Y por otra parte, transformación desde el punto de vista económico, porque yo me animé a hacer lo que nunca se había intentado, o no se quiso hacer, o no se pudo, que es precisamente, gravar a aquellos sectores con mayor capacidad contributiba, que son los intocables: Telefónica, Cables, Pooles de siembra, el valor inmobiliario rural, el juego, laboratorios, y así le podría seguir haciendo referencia. Tengo el orgullo de como buen gobernador peronista he logrado cerrar paritaria ejemplar con 70 gremios”.

“¿Y por qué todo el mundo tiene la impresión en el escenario político de que no termina de ser el candidato del oficialismo? Hoy Randazzo salió a decir que los trenes de la provincia eran un desastre a diferencia de lo que están haciendo ellos con la Nación”.

“Tantas veces hemos visto a lo largo de estos años determinadas situaciones... Porque cuando se me cuestiona es la cara institucional que yo tengo, tienen que saber que yo fui el gobernador más votado de la historia de la Argentina, dos veces, ¿entonces se está cuestionando a quienes me dieron su confianza, a Néstor y a Cristina para estas responsabilidades? ¿A los 11 millones de votos que he obtenido a lo largo de estos años?”

“De todas maneras el kirchnerismo cree que todos los votos han sido o de Cristina o de Kirchner, de nadie más...”.

“Yo soy muy respetuoso del liderazgo de la presidenta, pero a lo largo de estos 12 años lo único concreto que se ha visto es que a mi cada vez que me han confiado más responsabilidades, porque todos saben que yo soy el más confiable, el más previsible, el más coherente, el que realmente es capaz de cuidar los logros y las conquistas y proyectarlas ahora hacia el futuro”.