El "espía" Bogado reconoció que trabajó para Stiuso

Ramón "Allan" Bogado, denunciado por el fiscal Alberto Nisman como supuesto "espía" de la exSIDE y encubridor del atentado a la AMIA, ratificó haber trabajado bajo las órdenes del ex agente de inteligencia.
Viernes 13 de marzo de 2015
Bogado formuló estas afirmaciones mediante la presentación ante la Justicia de un acta que realizó ante un escribano y luego de recibir una amenaza mediante una carta deslizada debajo de la puerta de su casa.

En ese texto dejó constancia de aquel nexo "en caso de que ocurriera un perjuicio, lesión o muerte a su persona, y/o miembro de su familia y/o bienes" por lo que "responsabiliza directamente de ello al señor Antonio Horacio Stiusso", según dejó constancia en ese documento.

Bogado fue uno de los denunciados por Nisman: lo acusó de ser un "espía" de la exSIDE, aunque luego la central de inteligencia del Estado negó que fuese parte de su staff.

Ante el escribano Hernán Eduardo Gervasutti, Bogado dejó constancia de la amenaza que recibió en un sobre que le arrojaron debajo de la puerta a fines de enero, y en donde le hacían referencia a un episodio que había tenido como protagonista a su hijo.

"(...) Veo en este caso no aprendiste que la vida es un boomerang y te está volviendo todo lo malo que hiciste, haces y seguís haciendo", señala un tramo de la advertencia.

Bogado entregó esa presentación ante escribano público al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, que tiene a su cargo una denuncia contra un referente del massismo que habría trabajado desde 1999 para el ex director general de Operaciones de la SIDE Horacio Antonio Stiuso.

Admitió contactos con Khalil.

Según dijo, se desempeñó como "colaborador" de Stiuso en "una diversidad de actividades" y que aquél le había prometido que de tener éxito en sus tareas le iba a otorgar "un cargo jerárquico" en la Secretaría de Inteligencia.

En ese sentido, dijo que tomó contacto con Jorge "Yusuf" Khalil, otro de los denunciados por Nisman en la trama de encubrimiento y como supuesto lazo en Argentina de los iraníes acusados de perpetrar el atentado a la AMIA y que sabía que ésta persona conocía a uno de ellos, Moseh Rabbani.

En su versión, explicó que a Khalil lo conoció por intermedio de Christian Raff, a quien Bogado denunció como un referente massista que trabajó en la ANSES y fue -según consignó- habría estado detrás del armado de la denuncia de Nisman contra altos funcionarios nacionales, incluyendo la presidenta Cristina Kirchner.

De acuerdo con Bogado, Khalil "le manifestó que quería hacer un acercamiento con gente ligada al Gobierno porque su posición era que la causa AMIA estaba direccionada a producir una situación muy injusta, no sólo para los imputados sino para las naciones directamente involucradas, la Argentina e Irán".

Incluso que quería "forjar vínculos con distintos referentes del quehacer nacional con el fin de explicar acabadamente por qué Irán no tenía ningún tipo de vinculación con el atentado".

Bogado dijo que le contó a Stiuso de su acercamiento con Khalil, ante lo cual recibió como respuesta: "Me interesa porque a ´Yussef´ (por ´Yusuf´) nunca lo hemos podido penetrar, es muy cerrado en sus vínculos y me interesa saber todas sus formas de contacto y con quién se junta".

En ese sentido, dijo que Stiuso le dio "expresas directivas de acercamiento y obtención de confianza con el objetivo referido", y que luego él consiguió los teléfonos de Khalil, los cuales terminaron siendo "pinchados" por orden del juez federal Rodolfo Canicoba Corral quien investiga el atentado a la AMIA y ante los vínculos aceitados de aquel con los iraníes.

Stiuso, según Bogado, "conocía, autorizaba y financiaba estos encuentros dado que muchas veces requerían gastos para el pago de viáticos".

Negó conocer a Cristina y a Timerman.

En el acta ante escribano, quedó documentado: "Niega rotundamente en este acto conocerpersonalmente a la presidenta de la nación, como también niega conocer personalmente al canciller (Héctor) Timerman o al diputado (Andrés) Larroque, con quienes jamás tuvo contacto alguno". El "Cuervo" también fue denunciado por Nisman.

"Por todo lo expuesto resulta evidente que la imputación que el propio Nisman realizó en su contra fue por haber desarrollado tareas que específicamente le encomendó Stiuso, relacionadas con recabar información sobre el mencionado Khalil y sus contactos", sostuvo Bogado ante el documento certificado ante escribano, y que él se encargó de presentar en la Justicia.