Desclasifican documentos de inteligencia sobre el caso AMIA

Responde a un pedido de los nuevos fiscales de la Unidad Federal de Investigación que está a cargo de la causa. El decreto fue publicado este viernes en el Boletín Oficial.
Viernes 13 de marzo de 2015

El Gobierno dispuso hacer pública la desclasificación de la "totalidad de la documentación" referida a la investigación por el atentado contra la sede de la AMIA, que el 18 de julio de 1994 causó la muerte a 85 personas y heridas a más de 300.

El decreto 395, que ordena esa medida, fue publicado en el Boletín Oficial con las firmas de la presidenta Cristina Fernández y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, e instruye a la ex Secretaría de Inteligencia que remita la documentación a la Unidad Fiscal AMIA.

El titular de esa UFI AMIA era Alberto Nisman, que fue encontrado muerto en su departamento el 18 de enero pasado pocos días después de haber denunciado a la Presidencia por supuesto encubrimiento a Irán en la causa del ataque contra la mutual judía.

"Dispónese la desclasificación de la totalidad de la documentación que fuera remitida en custodia a la referida Unidad Fiscal mediante resolución de la ex Secretaría de Inteligencia de la Presidencia de la Nación 'R' N° 119/05, Código de Seguridad N° 538", estableció el artículo primero del decreto 395.

El quinto dispuso: "Instrúyese a la Agencia Federal de Inteligencia de la Presidencia de la Nación a remitir a la Unidad Fiscal de Investigación del Atentado contra la Sede de la AMIA toda otra nueva documentación, informe o archivo que no hubieran sido aportados oportunamente a la causa y que pudieran resultar de interés para la investigación".

Por su parte, el jefe de Gabinete, en diálogo con la prensa antes de ingresar en la Casa Rosada, aclaró que "no se desclasifica la documentación en este momento", ya que "esa desclasificación se hizo hace muchos años en cabeza de quienes tenían que investigar 'prima facie' como el fiscal Nisman; lo que se ha hecho en el día de ayer, por decisión de la presidenta de la Nación, es hacerla pública". Y completó: "Que puedan acceder (por ejemplo) los familiares (de las víctimas del atentado), de forma tal que no haya nadie que dude de que la información existente ha sido decididamente preocupante para el Gobierno y que ha tenido por vocación siempre que dejara de ser secreto algo que nos importaba a todos por lo delicado de la situación y por los 21 años que vamos a estar llevando ya sin respuestas de ninguna característica".