Nisman fue corrido de un brazo después del disparo mortal

Esto lo afirma su ex mujer Sandra Arroyo Salgado. El dato figura en el informe elaborado por Daniel Salcedo, uno de los peritos contratados por la familia.
Viernes 13 de marzo de 2015
Según uno de los peritos contratados por la familia del fiscal, Alberto Nisman fue corrido de un brazo después de recibir el tiro que le provocó la muerte. "Agarre y deslizamiento de los dedos de una mano sobre uno de sus brazos".

El dato figura en el informe que redactó Daniel Salcedo, licenciado en Criminalística y ex jefe de la policía Bonaerense.

Este dato se sumó a las conclusiones del forense Osvaldo Raffo y las del perito Julio Ravioli para el informe final que Arroyo Salgado presentó ante la fiscal Fein, y cuya síntesis presentó en San Isidro el jueves de la semana pasada.

Ese resumen consignaba que el cuerpo de Nisman había sido movido de la posición en la que encontró la muerte, sin más detalles.

Según el informe elaborado por los peritos contratados por la familia del fiscal. Para llegar a esa conclusión tuvieron en cuenta que no tenía marcas de golpes en la espalda, en la cabeza ni en sus miembros. Y que la sangre que cayó sobre el lavatorio, a su derecha, vino de una altura baja, por lo que la cabeza estaba cerca. Para ellos, entonces, estaba arrodillado: no hay otra razón posible.

Junto a Nisman, en el baño, los peritos de la querella ubican a un posible "atacante", parado atrás. "La víctima tenía una talla de 1,82 m, muy probablemente se encontraba en un plano inferior con respecto al atacante ubicado detrás y a la derecha", dice el informe. Advierte, además, que parte de la mano derecha de Nisman, con la que se habría disparado, estaba limpia y que el único motivo para eso es que hubiera habido algo tapándola, como "un objeto o una mano".

Los peritos de la querella no trabajaron sobre el cuerpo, sino sobre fotos y videos. También, con visitas al departamento de Puerto Madero. Allí dicen haber descubierto, el 13 de febrero, manchas "lavadas" en la canilla y la bacha. El documento, de 93 hojas, lleva las firmas de los especialistas Daniel Salcedo, Osvaldo Raffo y Julio Ravioli. Parte de sus conclusiones habían sido adelantadas por la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, la semana pasada. Pero los datos de cómo murió fueron mantenidos en reserva.