Desde este lunes desclasifican los archivos de la AMIA

La Unidad Fiscal que conducía el fallecido fiscal Nisman informó que "las partes tendrán pleno acceso a las 1.700 carpetas”.
Domingo 15 de marzo de 2015
Abogados de familiares de víctimas, funcionarios judiciales y otras partes involucradas en la investigación por el atentado a la AMIA podrán acceder desde mañana a la documentación de la causa por el ataque a la mutual judía que mató a 85 personas en julio de 1994.

La desclasificación de información secreta que la Secretaría de Inteligencia había remitido a la Unidad Fiscal AMIA fue dispuesta días atrás por un decreto de la presidenta Cristina Fernández, tras las múltiples críticas que envolvieron al gobierno después de las acusaciones que lanzó antes de morir de un balazo en la cabeza el fiscal federal Alberto Nisman.

La Unidad Fiscal AMIA informó que "a partir del lunes, las partes tendrán pleno acceso a las 1.700 carpetas que se encuentran bajo custodia en la dependencia, de manera amplia y sencilla y solamente mediante la presentación de un escrito".

El gobierno decretó la "desclasificación de la totalidad de la documentación" que se le remitió "en custodia" a la UFI AMIA desde el área de Inteligencia que conduce Oscar Parrilli.

Además, dispuso que se remita "toda otra nueva documentación, informe o archivo que no hubieran sido aportados oportunamente a la causa y que pudieran resultar de interés para la investigación".

El gobierno indicó que buscaba que a esa información, analizada hace años, "puedan acceder los familiares" de víctimas para que, según funcionarios del Gabinete, "no haya nadie que dude de que la información existente ha sido decididamente preocupante para el Gobierno y que ha tenido por vocación siempre que dejara de ser secreto algo que nos importaba a todos".

La liberación de la documentación se concretará dos días antes de que se cumpla el segundo mes de la muerte de Nisman, quien el 14 de enero acusó a la Presidenta, al canciller Héctor Timerman y a otros dirigentes del oficialismo de urdir un presunto plan para encubrir a los imputados iraníes del atentado a la AMIA por intereses geopolíticos.