Quilmes, en el final

Agónico triunfo “cervecero” ante Vélez por 2 a 1.
Domingo 15 de marzo de 2015

Quilmes logró su primera victoria en el torneo "Julio Grondona", tras superar por 2 a 1 a Vélez, en un intenso partido disputado en el estadio Centenario en el marco de la quinta fecha.

El defensor Lucas Suárez, de cabeza a los 17 minutos del primer tiempo, puso en ventaja al elenco local.

Ya en el complemento, Miltón Caraglio anotó la igualdad parcial, de penal a los 3 minutos, mientras que Rubén "Tito" Ramírez, también por intermedio de la pena máxima, concretó el gol de la victoria definitiva, a los 42.

Los dos penales cobrados por el árbitro Pablo Díaz dejaron muchas dudas y provocaron airadas protestas de los futbolistas de ambos equipos.

El "Cervecero" se recompuso después de un arranque irregular en el torneo y volvió a ganar de local, donde había caído en sus dos presentaciones anteriores.

En tanto, el "Fortín" llegaba invicto, con ocho puntos y con aspiraciones de descontarle unidades a los líderes para seguir prendido en la lucha.

En cuanto al partido, fue intenso, friccionado, con más pelea que juego, y siempre estuvo la sensación de que el marcador terminaría siendo cerrado.

Vélez se paró mejor en el comienzo, pero fue el local quien avisó primero, con un disparo de mediadistancia de Ramírez, bien controlado por el arquero uruguayo Sosa.

A los 17 minutos, "Droppy" Gómez ejecutó un tiro libre en forma de centro y Cubero intentó despejar, pero el balón se elevó, Suárez superó a su marca y con un cabezazo doblegó a Sosa para marcar el 1 a 0.

Dos minutos más tarde, Quilmes casi aprovecha el desconcierto visitante y estuvo cerca de ampliar la ventaja, con un zurdazo de Ramírez, quien remató mordido y permitió el despeje de Amor.

Con el correr de los minutos, Vélez se recuperó y comenzó a dominar el terreno y la pelota, aunque no lograba profundizar ni inquietar la valla defendida por Assmann.

Así fue que recién a los 37 minutos tuvo una chance, con un violento zurdazo e Grillo, desviado por sobre el travesaño.

Cuando no se había cumplido el minuto del complemento, el árbitro Pablo Díaz cobró penal para Vélez por un forcejeo entre Carli y Pavone, luego de un tiro libre.

Tras las protestas de los futbolistas locales, Caraglio ejecutó la infracción y con un remate de zurda, apenas abierto sobre el palo derecho, engañó a Assman, quien se recostó sobre su izquierda.

A partir de allí se acentuó el dominio visitante, pero siempre con dificultades para lograr poner en peligro nuevamente la valla local.

A los 17 lo tuvo Cáseres para Vélez, pero su disparo, de zurda, fue malo y desviado, mientras que a los 27 el local hilvanó una buena jugada colectiva, que terminó con Ramírez "quemando" las manos de Sosa.

Cuando se jugaban 40 minutos -y el partido parecía encaminarse inexorablemente al empate-, Ramírez peinó el balón para el recién ingresado Fernández, quien se derrumbó en el área, tras filtrarse entre Pellerano y Amor.

El juez cobró penal, Ramírez tomó la pelota y con un remate suave y al palo izquierdo -Sosa se tiró para el otro lado- anotó el tanto para la victoria definitiva del "Cervecero".

Los minutos de descuento no fueron suficientes para la remontada de Vélez y el local terminó festejando su primera victoria del certamen.