Investigan si el asesino de Daiana García se suicidó el sábado por la noche

Juan Figola, de 38 años, se arrojó a las vías del tren horas después del descubrimiento del cadáver. “Perdoname papá, me mandé una cagada”, dijo antes de matarse. Hallaron ropa de la joven en el domicilio de este hombre.
Martes 17 de marzo de 2015

Los investigadores del caso de Daiana García, la joven de 19 años encontrada muerta en la localidad bonaerense de Llavallol luego de acudir a una entrevista laboral, sospechan que el asesino es un hombre de 38 años que se suicidó arrojándose a las vías del tren el pasado fin de semana.

El hombre, identificado como Juan Figola, trabajaba en la empresa cuyo logo aparece en la bolsa de arpillera blanca en la que se encontraba el cuerpo de la joven, se tiró a las vías del tren Belgrano Sur, a la altura de Gregorio de Laferrere el sábado a la noche, a horas de que fuera encontrado el cadáver de Daiana.

Lo curioso para los investigadores y efectivos de la Policía Federal y Bonaerense, es que el hombre trabajaba en la empresa cuyo logo aparece en la bolsa de arpillera blanca en la que apareció el cuerpo semidesnudo y amordazado de la víctima, a la vera de la ruta 4 en la localidad de Lomas de Zamora.

Otro dato aún más llamativo es que antes de quitarse la vida el sospechoso le habría dicho a su padre "perdoname papá, me mandé una cagada". Además, hallaron ropa de la joven en la casa de este hombre.

No obstante, los investigadores intentan descifrar si existía algún vínculo entre la joven y el sospechoso.

En tanto, continúan las pericias sobre la computadora de la víctima y redes sociales, así como también la reconstrucción de sus últimos movimientos antes de morir y demás vínculos.

"Tuve la oportunidad de ir y despedirme", le dijo un amigo muy cercano a la adolescente de 19 años que el viernes 13 salió de su casa de La Paternal para ir a una entrevista laboral a las 20 en Cabrera y Dorrego, en Palermo.

No obstante, nunca regresó a su casa así como tampoco llegó a cenar con su amiga Paula con quien había acordado juntarse cerca de su casa y a quien contactó por última vez a las 21.00 del viernes, para decirle que llegaba antes porque estaba "en auto".

Según los estudios forenses preliminares, la joven murió por asfixia -tenía una media dentro de la cavidad bucal- y no presentaba lesiones de arma blanca ni de fuego.

Su cuerpo apareció amordazado y semidesnudo dentro de una bolsa a la vera de la ruta 4 y Libres del Sur, en Lomas de Zamora: llevaba puesto solo la remera y los zapatos, y había sido amordazada con una media.

Los primeros indicios determinaron que la joven no había sido asesinada en el descampado en el que apareció, sino que su cuerpo fue arrojado desde un vehículo.

El cadáver fue encontrado por un grupo de hombres que pasaban por el lugar y vieron la llamativa bolsa en el pasto.

Los investigadores no encontraron ni el teléfono celular ni la mochila marrón con los que Daiana -según el relato de su madre- salió de su casa el viernes 13 hacia una desconocida entrevista laboral.

En tanto, los peritos informáticos analizan los últimos movimientos de la joven en las redes sociales y el registro de la tarjeta SUBE. También rastreaban cámaras de seguridad en los distintos puntos donde se habría movilizado la víctima.

El cuerpo de la joven fue inhumado este martes en el cementerio de Chacarita, tras ser velado desde la noche del lunes en una casa mortuoria de la zona de La Paternal.