Un Boca alternativo goleó al Zamora en Venezuela

Boca Juniors cambió de actitud y, tras un flojo primer tiempo, goleó como visitante a Zamora por 5-1, sigue como único líder del Grupo 5 de la Copa Libertadores de América, con puntaje ideal, y quedó al borde de la clasificación para los octavos de final.
Martes 17 de marzo de 2015

En el Estadio La Carolina, en la ciudad de Barinas, Jhon Murillo, de lo mejorcito del conjunto venezolano, abrió el marcador a los 17 minutos de una primera mitad en la que el local fue superior al conjunto auriazul y hasta pudo haber aumentado la diferencia.

Pero en la segunda parte Boca revirtió la pálida imagen que había dejado y dio vuelta la historia con dos goles de Juan Manuel Martínez, otros tantos de Nicolás Colazo, quien ingresó en el segundo segmento y terminó transformándose en la figura del partido, y otro de Andrés Chávez, quien también saltó del banco de suplentes.

Con este triunfo, Boca lidera la zona con 12 puntos, seguido por Wanderers (Uruguay), con 6, Palestino (Chile), con 3, y Zamora, sin puntos. Si este jueves los uruguayos no pierden con los chilenos al completarse la fecha, los xeneizes avanzarán a la próxima fase con todavía dos capítulos por desarrollarse.

Muy pobre resultó lo hecho por Boca en la primera mitad. Flojo, en defensa, sin fútbol en el medio y sólo con la voluntad de Jonathan Calleri en ataque, el equipo xeneize se vio superado por un cuadro local que tuvo en Murillo a su principal figura.

Y fue el propio Murillo quien marcó el desnivel sobre los 17 minutos. El volante tomó un rebote largo que dio Guillermo Sara tras un disparo de Yordan Osorio, estrelló la pelota en el poste derecho del arco xeneize y se cayó sobre la misma impulsándola dentro del arco con la mano.

El árbitro Luiz De Oliveira no vio la infracción y convalidó el gol, el primero que le marcan al ex arquero de Atlético de Rafaela desde que llegó al club de la ribera.

Boca intentó salir en busca del empate, pero careció de un conductor. Ni el chileno José Fuenzalida ni Luciano Monzón lograron escalar por los laterales y así dadas las cosas, todo se le simplificó al conjunto venezolano que no se vio comprometido en esos 45 minutos iniciales.

De hecho, fue Zamora el que estuvo cerca de volver a marcar pero entre Sara y el travesaño evitaron que un cabezazo de Edwin Peraza se transformara en el segundo gol del elenco de Barinas sobre los 40 minutos de juego.

El equipo de Rodolfo Arruabarrena cambió de actitud al iniciarse la segunda etapa y ya de movida Calleri se perdió el empate al rematar desviado desde inmejorable posición. Y ese repunte se tradujo en la red sobre los 6, cuando el Burrito Martínez definió brillantemente tras recibir un pase no menos exquisito de Fuenzalida.

Enseguida Boca dio vuelta la historia y empezó a liquidar el pleito. Sobre los 11 Federico Carrizo, quien había pasado desapercibido en el primer tiempo, enganchó y fue derribado por Luis Vargas, que vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con diez.

Y en la acción siguiente, el tiro libre, Colazo, con un zurdazo que pasó por debajo de una barrera que saltó, puso el 2-1 que resultó un golpe de nocaut para los venezolanos.

Volvió a aparecer Colazo a los 25 con un zurdazo cruzado que se clavó junto al segundo palo del arco venezolano; a los 32 Chávez le puso su sello a una réplica letal, y nuevamente Martínez, ya en tiempo adicionado, decoró el resultado.

Fueron 45 minutos brillantes que borraron esa pálida imagen del comienzo y le permitieron al equipo de Arruabarrena, esta vez con muchos suplentes en su alineación, mantener la racha ganadora que lo ubica como uno de lso principales animadores del certamen continental y del torneo Julio Humberto Grondona.