Secuestradores extorsivos

Cayá banda delictiva que operaba en zona oeste.
Sábado 21 de marzo de 2015
Cinco personas fueron detenidas acusadas de integrar una organización delictiva dedicada a cometer secuestros extorsivos en esa zona bonaerense, informaron fuentes policiales.

En los procedimientos, los efectivos hallaron diversos elementos que daban cuenta de que la banda estaba haciendo inteligencia para capturar a distintos empresarios por los que luego pediría rescate.

Las detenciones se concretaron durante las últimas horas, cuando personal dependiente de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Morón, con asistencia del Grupo Especial Halcón y de las comisarías de la zona, realizó un total de nueve allanamientos en domicilios de las localidades de San Alberto, Ciudad Evita, González Catán y Virrey del Pino, todas en el partido de La Matanza.

Según dijeron los voceros, allí fueron apresados cuatro hombres y una mujer, y fueron secuestradas seis armas de fuego: una pistola Glock calibre .40 con cargador extendido de 30 balas, una pistola Bersa Tunder calibre .40, una pistola Browning 9 milímetros, otra pistola calibre .45, una pistola calibre 9 milímetros y una escopeta calibre 12/70.

También encontraron una granada de fragmentación, un chaleco antibalas, esposas, balizas de policía, handys con frecuencia policial, dinero en efectivo, una máquina para contar billetes y teléfonos celulares.

De acuerdo con el relato de las fuentes, los investigadores hallaron diversos elementos que creen que prueban que la banda se preparaba para concretar un secuestro extorsivo en los próximos días.

Es que encontraron varias pelucas negras, que aparentemente usaban para hacer inteligencia sin ser reconocidos, un vehículo Volkswagen Surán robado hacía pocos días y dos motos con la numeración adulterada, con los que posiblemente daban los golpes.

Los expertos averiguaron que los miembros de la banda tenían una estructura muy organizada, con las tareas divididas entre los que se dedicaban a la inteligencia y planeamiento de los secuestros y aquellos que debían ejecutarlos, y hoy procuraban determinar si además de los cinco detenidos hay más personas involucradas.

En tanto, los pesquisas trabajan sobre la hipótesis de que los detenidos, todos con antecedentes penales, no sólo hacían secuestros sino que también realizaban salideras bancarias y otros delitos contra la propiedad.

De hecho, en uno de los allanamientos se encontró el plano detallado de un banco, con la ubicación exacta de las cajas y de la garita de seguridad, por lo que ahora deberá investigarse si se trata de un robo ya cometido o de un golpe en el que estaban trabajando.

Intervienen en la causa el Juzgado Federal 3, a cargo de Juan Pablo Salas, y el fiscal federal Sebastián Basso.