Dirigente islámico llama “traidor a la patria" a Nisman

"Hoy todos los medios dicen que era un hombre de Estados Unidos e Israel y que siguió las instrucciones de la CIA y el Mossad”, dijo Galeb Moussa quien defendió a Moshen Rabbani y a Hezbollah.
Sábado 21 de marzo de 2015
El presidente de la Federación de Entidades Argentino Arabes de Buenos Aires (Fearab), Galeb Moussa, negó que dirigentes de la comunidad islámica trabajen a favor del gobierno de Irán y calificó al fallecido fiscal Alberto Nisman como un "traidor a la patria". Moussa, quien aparece como interlocutor de dirigente islámico Alejandro "Yussuf" Khalil en las escuchas registradas por Nisman, también defendió al exagregado cultural Moshen Rabbani -señalado por la justicia argentina como uno de los responsables del ataque a la AMIA- y a Hezbollah, al rechazar que sea una "organización terrorista".

En un reportaje que hoy publica Perfil, el dirigente embistió duramente contra Nisman, quien a pocos días de denunciar a la presidenta Cristina Fernández de encubrir a Irán en el ataque a la AMIA, apareció muerto en su casa de Puerto Madero.

"Hoy todos los medios dicen que era un hombre de Estados Unidos e Israel y que siguió las instrucciones de la CIA y el Mossad. No es un héroe, es un traidor a la patria y no hay condena alguna", lanzó.

Asimismo, descalificó la nota de la revista brasileña Veja, que acusó a Irán de financiar la campaña de la presidenta Cristina Fernández, a través de Venezuela, presuntamente a cambio de obtener uranio argentino. "(El uranio) lo pueden conseguir por otro lado. Irán ya tiene armado su desarrollo nuclear, no fantaseemos con cosas que no son. ¿Podemos decir que hubo una verdadera investigación sobre la AMIA? 21 años pasaron y todavía está pendiente un juicio de encubrimiento. Hay una maniobra política para que no se realice ese juicio", remarcó.

Moussa se quejó de que el juez Sebastián Casanello haya desestimado la denuncia de Khalil -pariente suyo-, que pidió frenar y condenar la difusión de las escuchas que los involucran a ellos, al ex funcionario kirchnerista Luis D'Elía y al presunto espía Alan Bogado, entre otros.

"¿Qué pasa con el artículo 19 de la Constitución que garantiza mi derecho a la privacidad?", se preguntó.

Moussa consideró que referentes de la comunidad islámica en la Argentina "están siendo parte de una trama que es más una operación política que un hecho delictivo en sí". Respecto de los interlocutores de las escuchas, aseguró que Bogado se vendió como un agente del servicio de inteligencia que trabajaba en el Gobierno. "Le mintió a Khalil para poder escucharlo y darle información a (Antonio Jaime) Stiuso. Decía que podíamos trabajar para limpiar a la comunidad que había sido engañada y perseguida", expresó.

Por otra parte, negó que Khalil conozca a la presidenta Cristina Kirchner, luego de que en las escuchas aparecía la voz de su familiar diciendo que se iba a reunir con la primera mandataria.

"Mucha gente habla en primera persona y lo que quiere decir es en representación de una comunidad y puede ir acompañado de otra gente. De todos modos, nunca vio a la Presidenta. Yo sí la vi en el tedeum, pues fui como presidente de la Fearab. Me invitó la Cancillería", replicó.
Moussa añadió: "También la vi en la estación de Villa Luro cuando inauguró los trenes del Ferrocarril Sarmiento, donde le entregué un pañuelo palestino. Yo sí conozco a la Presidenta, pero Khalil no la conoce".

"¿Cuántas veces recibió a los dirigentes de AMIA y DAIA? ¿Por qué puede recibir a unos y a otros no? ¿Cuál es el problema de que alguien se reúna con la Presidenta para mejorar el nivel de su comunidad? A nosotros nunca nos recibió la Presidenta de manera oficial. La DAIA y la AMIA van cuando quieren. Nosotros tenemos una diferencia respecto de los dirigentes de la comunidad judía y es que ellos trabajan a favor del Estado de Israel", finalizó.