Analizarán fuselaje de avión que explotó en Punta del Este

En el plano judicial, la jueza penal Adriana Morosini dispuso la extracción de fluidos de los pilotos para determinar si habían consumido alcohol o psicotrópicos.
Sábado 21 de marzo de 2015
La justicia uruguaya continuaba hoy con las pericias en la morgue para terminar de identificar a las diez víctimas de la caída de un avión argentino en Laguna del Sauce, mientras algunos expertos alertaron que la falta de una caja negra dificultará conocer las causas del accidente.

En tanto, la intendenta de Maldonado, Susana Hernández, envió su pésame ante la tragedia a "la presidenta Cristina Fernández, a los familiares de las víctimas y a todo el pueblo argentino".

En ese marco, fuentes de la aviación consultadas por la prensa de Montevideo estimaron que la justicia puede demorar unos tres meses en conocer lo ocurrido con el avión Beechcraft B90 King Air que el jueves por la noche cayó a poco de despegar del aeropuerto de Punta del Este.

En principio, los brigadistas y bomberos lograron recuperar todo el fuselaje del avión y lo colocaron en tierra para que los peritos especializados puedan analizarlo.

En el plano judicial, la jueza penal Adriana Morosini dispuso la extracción de fluidos de los pilotos para determinar si habían consumido alcohol o psicotrópicos.

Además, reveló al diario El Observador que pidió muestras de ADN y la realización de las autopsias a las 10 víctimas para precisar la causa de sus decesos.

La jueza pidió al Instituto Técnico Forense y a la Policía Científica "máxima celeridad" en las pericias a las que posteriormente se sumará el informe de la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación (Ciaia) del Ministerio de Defensa de Uruguay.

De acuerdo a lo informado por fuentes de los bomberos uruguayos, cuando rescataron los cuerpos detectaron que los pilotos estaban sumergidos en el agua de la laguna, mientras los pasajeros estaban semicalcinados.

A primera vista, estimaron que los pilotos pudieron haber muerto ahogados y los demás por asfixia y quemaduras cuando estalló y se prendió fuego la nave.

El avión dio contra el fondo de la laguna, donde había un metro y medio de agua, casi frente al aeropuerto de Punta del Este, llamado precisamente Laguna del Sauce.

El aparato cayó a unos 30 segundos después de despegar, a las hora 20:37 del jueves, por lo que los investigadores señalaron que el piloto casi no tuvo tiempo de pedir auxilio ni reportar la emergencia a la torre de control.

Fuentes de la CIAIA estimaron que las pericias sobre las causas del accidente se pueden demorar "al menos tres meses" y confirmaron que participarán de la pesquisa expertos de la Administración Nacional de Aeronáutica Civil (ANAC) de Argentina.

En ese sentido, resaltaron como principal dificultad que los aviones privados de pequeño porte suelen no llevar caja negra para registrar sus actividades y los organismos de control de los dos países no lo prevén como obligatorio.