No hay detenidos por asesinato de Jesús González

Recibió un balazo por las espalda al intentar defender a su mujer durante una entradera. González fue diputado nacional, secretario general del sindicato de Dragado y Balizamiento, director nacional de Vías Navegables e interventor del Puerto de Buenos Aires.
Domingo 22 de marzo de 2015
Un ex sindicalista, ex diputado y ex funcionario nacional durante la década de los '90 fue asesinado cuando salió en defensa de su mujer en un intento de asalto cometido por delincuentes, quienes entraron a su casa. Hasta el momento, ningún sospechoso a sido detenido por el crimen.

Jesús González (74), fue ex secretario general del Sindicato del Personal de Dragado y Balizamiento, ex diputado nacional y ex subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación durante la década del 90, y actualmente era comerciante pesquero.

El hecho se produjo el viernes por la noche, pasadas las 23, en una vivienda situada en Zapiola 89, entre Pringles y Rawson, de Bernal Oeste, donde irrumpieron tres delincuentes que previamente habían trepado un paredón.

Los ladrones ingresaron a la vivienda cuando la mujer del ex funcionario abrió la puerta de la casa alertada por los ladridos de los perros, explicaron los voceros.

Gónzalez, que se encontraba en una sala de estar mirando la televisión, se acercó al escuchar ruidos y, al ver lo que sucedía intentó defenderla.

Los voceros explicaron que el hombre forcejeó con uno de los ladrones, momento en que otro le efectuó un disparo por la espalda, que le produjo la muerte en el acto.

El titular de la Jefatura Departamental de Quilmes, Sergio Paz, informó esta mañana a la prensa que los delincuentes "se encuentran con la mujer y al ver (González) que su esposa podía tener riesgo, se trenza en lucha con un delincuente y, sin mediar palabra, le efectúan un disparo".

"Los delincuentes fugan sin concretar el robo. Se retiraron en un vehículo que podría haber contado con una moto como apoyo", agregó Paz, quien aseveró que todo indica que se trató de un hecho "al voleo".

Tras el crimen, los delincuentes huyeron de la residencia de dos plantas tras saltar el paredón que da a la calle y que habían sorteado para ingresar.

Un jefe policial a cargo de la investigación contó a Télam que los pesquisas trabajan en el análisis de las imágenes tomadas por diferentes cámaras de seguridad del barrio para identificar a los tres asaltantes que entraron a la casa y eventualmente a otros cómplices, que aparentemente se habrían quedado en la vereda.

El voceros detalló que hay tres cámaras en la zona: una municipal, ubicada en la calle Pringles; la otra de un estudio jurídico y contable, que está en la vereda de enfrente a la casa de González, y la restante de una estación de servicio situada a 100 metros, que captó el momento en que la banda escapó en un auto rojo seguido por dos motos.

Las fuentes informaron que la mujer de González resultó ilesa y que recibió asistencia de psicólogos y médicos del Centro de Atención a la Víctima.

Una vecina del matrimonio contó que a las 23.25 escuchó disparos y como sabía que la pareja vivía sola se acercó a ver qué había pasado.

"Fue algo muy raro, escuché cuatro tiros, la persiana de un negocio que se bajó de forma violenta y me acerqué a hablar con la señora Beatriz (esposa de la víctima) que estaba totalmente desesperada, pidiendo una ambulancia, la ambulancia tardaba mucho, llegaron los bomberos y la policía", recordó la vecina.

Según la mujer, al entrar a la casa vio "a Jesús boca abajo en el pasillo, en un charco de sangre" y luego la esposa de la víctima le contó que habían ingresado delincuentes que "saltaron un paredón y golpearon la puerta".

"La puerta de adentro violentaron...estaba ella en la computadora y pensó que eran los perros que golpeaban y cuando abre se encuentra a estos delincuentes", añadió.

Por su parte, otro vecino que también dijo haber escuchado los disparos, contó que había varias personas en un negocio de ventas de empanadas ubicado a metros de la vivienda, quienes presenciaron la huida de los delincuentes e incluso uno de ellos escuchó que gritaban "dejamos un muerto".

Los pesquisas de la DDI de Quilmes, a cargo de la investigación, procuraban establecer si la banda venía de cometer otros asaltos en la zona.

La causa está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 2 del departamento Judicial Quilmes, a cargo del fiscal Leonardo Sarra, quien dispuso la realización de peritajes en la casa.

Los peritos hallaron dos vainas servidas calibre 9 milímetros, una de ellas presumiblemente de la bala que mató a González y otra perteneciente a un proyectil que impactó en el muro perimetral de la casa.