Gobierno denunció la difusión de las fotos de Nisman muerto

Es contra el abogado Adrián Bastianes, quien en Twitter difundió el imágenes de la escena de la muerte y del cuerpo del fiscal.
Domingo 22 de marzo de 2015

El Gobierno presentó una denuncia por la difusión de fotos de la noche en la que fue hallado muerto el fiscal federal Alberto Nisman en su departamento de Puerto Madero, reveló esta mañana el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

"Me parece una animalada, un desagrado absoluto que alguien se haga de fotos de esas características y las utilice", señaló el funcionario, quien sin embargo volvió a cuestionar al fallecido fiscal al asegurar que tenía una "vida licenciosa" que financiaba "con dinero público".

Al respecto, Fernández señaló que "la muerte no santifica a nadie, entonces tienen que decirse las cosas como son" y remarcó que hay "muchos delitos" detrás de la figura de Nisman "que deben investigarse".

En una extenso diálogo con radio Nacional Rock, el jefe de Gabinete precisó que anoche formalizó una denuncia ante la jefatura de la Policía Federal, que recayó en manos del juez Santiago Zavalía, contra el abogado Adrián Bastianes, quien a través de su cuenta de Twitter difundió el jueves fotos de la escena de la muerte y del cuerpo del fiscal.

"Me parece una animalada, un desagrado absoluto que alguien se haga de fotos de esas características y las utilice", sostuvo Fernández y remarcó que "hay un derecho de que la familia y la propia víctima tenga el respeto y la dignidad que tenga que tener y que no se suban fotos de esas características".

Consultado sobre cuál cree que es el interés de quien difunde estas imágenes, respondió "ninguno" y señaló que "hay una familia, su ex mujer, su mamá, su hermana, sus hijas, que no tienen por qué ver semejante aberración".

Sobre Bastianes, el funcionario sostuvo que se trata de "un personaje 'anti-K' desaforado, que ha aparecido en cuanta manifestación opositora han hecho" y afirmó que en la convocatoria del 18F "aparece en las fotos entre los fiscales". Luego de cuestionar la difusión de las fotos de la escena de la muerte de Nisman, Fernández volvió a la carga contra el fiscal especial de la causa AMIA, a quien la semana pasada había calificado de "sinvergüenza".

"A mi no me interesa su vida privada, si salía con señoritas, si salía con señores o con burros. Es un tema en el que no me tengo que meter y nunca lo he hecho. Lo que yo estoy cuestionando es que toda esa vida licenciosa la hacía con dinero público", cuestionó. Además, reclamó que se investigue si Nisman no tenía otros empleados "que hayan sido objeto de presión y que hayan sido obligados a dejar el 50 por ciento de su sueldo por actuar", como denunció el asesor informático del fallecido fiscal, Diego Lagomarsino.