Blooper de Neuer

Por un error del mejor arquero del mundo, perdió el Bayern.
Domingo 22 de marzo de 2015
El Bayern Múnich, cómodo líder de la Bundesliga alemana, perdió en casa 2-0 ante el Borussia Mönchengladbach, que le cortó una racha de quince partidos invicto en esa condición, en la 26ª jornada, aunque este resultado no fue aprovechado por su principal perseguidor, el Wolfsburgo (2º), que sólo descontó un punto por su empate 1-1 en Maguncia.

Los muniqueses jugaron ya sabiendo el tropiezo del Wolfsburgo y podían ampliar su ventaja a 13 puntos en caso de victoria. La derrota hace incluso que su margen se reduzca, pero pasando únicamente de los 11 que tenía antes del fin de semana a los 10 actuales.

Los dos goles del Gladbach en el Allianz Arena llevaron la firma del mismo jugador, el brasileño Raffael (30 y 77).

Es la tercera derrota del Bayern esta temporada, después de las sufridas ante el Wolfsburgo (4-1) en enero y frente al Manchester City (3-2) en la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Con su cuarto triunfo de la temporada fuera de casa, el Mönchengladbach recupera la tercera posición con dos puntos de ventaja sobre el Bayer Leverkusen (4º), que derrotó 1-0 al Schalke 04 el sábado y que se había colocado provisionalmente en el podio.

En el partido del domingo en Múnich, el Bayern se vio privado desde pronto (24) del holandés Arjen Robben, que acababa de volver de una lesión de espalda.

El primer disparo a puerta de los visitantes terminó en gol: Raffael (30) remató en media volea un centro de Patrick Herrman, aprovechando un error del arquero Manuel Neuer, que dejó escapar el balón de sus manos.

La entrada en juego de Philipp Lahm, su segundo partido del año, no permitió mejorar el rendimiento defensivo de un apático líder.

En un rápido contragolpe, el Borussia sentenciaba: Christoph Kramer habilitó a Raffael, cuyo tiro tampoco pudo ser controlado por Neuer (77).

El brasileño se convirtió así en el primer jugador visitante en conseguir un doblete en el estadio de Múnich desde hace siete años.

El Bayern no se quedaba sin marcar en un partido de la Bundesliga desde el 26 de octubre, cuando empató precisamente en Mönchengladbach (0-0).

El entrenador Josep Guardiola se quedó por tanto sin sumar este domingo la victoria número 50 en la Bundesliga desde que llegó al Bayern a mediados de 2013.