“Hackearon mi computadora”, dijo acusado de difundir foto de Nisman

Adrián Bastianes habló con Chiche Gelblung por Canal 26 y dio su versión de los hechos que conmueven a la opinión pública. Desde su perfil de Twitter subieron una imagen del fiscal yaciendo en su baño.
Lunes 23 de marzo de 2015

Adrián Bastianes fue denunciado por el Gobierno luego de que en su cuenta de Twitter se publicara una foto del fiscal Alberto Nisman yaciendo en su baño tras su muerte. Este misterioso sujeto que aclaró que no es abogado y como modus vivendi tiene “varias empresas. Un estudio jurídico con abogados trabajando para mí y una venta de productos electrodomésticos, por llamarlo así”, afirma que fue víctima de un ataque cibernético.

“El viernes entre las 23 y las 24 horas hackearon los servidores de mi oficina y se hicieron de todos los passwords grabados allí. Es más, en la página de mi partido político -Voz Ciudadana- un grupo de hackers puso un cartel atribuyéndose el ataque. Utilizaron mi cuenta de Twitter que no puedo recuperar, ya no tengo más control, no lo puedo recuperar y han filtrado la foto del fiscal”, dijo Bastianes de manera exclusiva a Chiche Gelblung en “Argentina Despierta” por Canal 26.

En los Tribunales porteños, este hombre de 38 años es conocido por ser un denunciante de varios funcionarios del gobierno nacional y también por representar a un pequeño grupo de querellantes en el juicio que se sigue por la tragedia de Once.

“Tengo un sistema de detección en los servidores que registra todos los movimientos que se llevan a cabo en ellos y desde dónde lo hicieron. Queda un registro de IP. Tengo absolutamente todo registrado. No soy uno más que sale a decir que le hackearon el Twitter”, aclara quien en su perfil de la red social de microblogs dice haber sido candidato a jefe de Gobierno porteño.

Afirma que el Gobierno apunta contra él “porque molesta mi accionar. Fui organizador de marchas desde 2012, encabecé las marchas y fui uno de los oradores en el Senado de la Nación y soy opositor. Dijeron que soy un feroz opositor pero hasta ahora fui el 'cordero de los opositores'. Hasta ahora. Porque ahora me toca a mí”.

Mientras tanto, desde el 21 de marzo, la foto sigue publicada.