Israel alertó sobre la incidencia de Irán y Hezbollah

Representantes israelíes expusieron en Uruguay ante un grupo de legisladores información sobre la influencia iraní y del grupo terrorista en la región. Su papel en el atentado a la AMIA y los últimos incidentes ocurridos en Montevideo.
Martes 24 de marzo de 2015
Un grupo de funcionarias israelíes alertaron a legisladores uruguayos sobre la creciente influencia de Irán y el grupo terrorista libanés Hezbollah en América Latina. Las representantes del gobierno de Benjamin Netanyahu advirtieron principalmente a Uruguay y la Argentina.

Dana Benvenisti, directora de Seguridad Regional y Contraterrorismo de la Cancillería israelí, y Yifat Amedy, directora delegada del Departamento de Medio Oriente del Centro de Investigaciones Políticas de la Cancillería, remarcaron los incidentes sucedidos en Montevideo a fines de 2014, en la antigua sede de la embajada de Israel, y el supuesto intento de ataque registrado el pasado 7 de enero, en el World Trade Center de la capital uruguaya.

En el caso argentino, en tanto, las funcionarias revelaron que tienen información sobre la "responsabilidad directa" de Irán en el atentado contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires en 1994.

Previo a su exposición en Uruguay, las funcionarias israelíes estuvieron en Buenos Aires, donde mantuvieron contactos con integrantes de la comunidad judía argentina y legisladores de ese país.

Benvenisti y Amedy, acompañadas por la embajadora Nina Ben Ami, expusieron estas revelaciones ante diputados del Grupo Parlamentario de Amistad Uruguay-Israel: el frenteamplista Carlos Rodríguez, los nacionalistas Jaime Trobo y Daniel Peña, y el colorado Tabaré Viera.

Los legisladores uruguayos vieron esta presentación como una muestra de la preocupación que existe en Israel ante la escalada de Irán y grupo fundamentalistas en la región.

En esa línea, las representantes transmitieron la preocupación del gobierno de Netanyahu ante el posible acuerdo nuclear entre el G5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) y Teherán, y la red de aliados que el régimen clerical está expandiendo en América del Sur.

Las funcionarias israelíes también aportaron información sobre el lavado de dinero, los contactos de Hezbollah con la mafia y las fronteras terrestres. Asimismo, abordaron la delicada situación en Medio Oriente por la presencia del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), aunque reconocieron que las capacidades del grupo yihadista de reclutar militantes en la región "son muy limitadas".