Echado por golpear

Adiós de la BBC al polémico Jeremy Clarkson .
Miércoles 25 de marzo de 2015
El polémico presentador del programa Top Gear, Jeremy Clarkson, no volverá a aparecer en la BBC por haber pegado a un productor, anunció este miércoles la corporación británica.

"Es con gran pesar que le comuniqué a Jeremy Clarkson hoy que la BBC no renovará su contrato", dijo en un comunicado Tony Hall, director general de la corporación, dos semanas después de la suspensión del presentador mientras se investigaba el incidente.

Se estima que Top Gear, el programa de autos que es el de más audiencia de la BBC, es visto cada semana por más de 350 millones de espectadores en todo el mundo.

Según los medios británicos, el presentador pegó al productor después de una riña porque al término de un día de rodaje no había nada caliente qué cenar.

Ken MacQuarrie, que condujo la investigación, explicó en el comunicado los detalles del incidente que le costó el trabajo a Clarkson.

"Durante la agresión física, Oisin Tymon fue golpeado, lo que resultó en un labio inflamado y sangrando".

"El abuso verbal se prolongó durante un largo periodo, durante el ataque físico y luego", agregó.

Según MacQuarrie, un testigo evitó que Clarkson siguiera pegando al productor.

Durante la pelea, Tymon, que luego fue al servicio de urgencias de un hospital para ser atendido, no intentó devolver los golpes, según los resultados de la investigación.

Clarkson no había respondido aún a la decisión de la BBC y se limitó a cambiar su perfil en la red social Twitter: "solía ser presentador de la BBC".

Por su parte, Tymon lamentó en un comunicado "este incidente desafortunado".

"Trabajé en Top Gear durante una década, un programa que amo. En ese tiempo, Jeremy y yo tuvimos una relación laboral positiva y exitosa", explicó en un comunicado.

"Es un talento único y soy plenamente consciente de que muchos lamentarán que su relación con el programa acabe de esta manera".

La suspensión de Clarkson desde el 10 de marzo hizo que no se emitieran los tres últimos capítulos de Top Gear de esta temporada.

La BBC se enfrenta a pérdidas millonarias que podrían empezar con las indemnizaciones a las decenas de televisiones de todo el mundo que emiten Top Gear.

El programa reporta 50 millones de libras ($75 millones, 70 millones de euros) cada año a la corporación británica.

Además, más de un millón de personas habían firmado un manifiesto reclamando el regreso del presentador.

La petición en la página change.org fue bautizada "BBC: reinstauren a Clarkson", y abogaba por "el derecho a las peleas".

Clarkson y el programa fueron acusados recientemente de provocación por una placa en la que los argentinos vieron una alusión a la guerra de las Malvinas. A su vez, el presentador denunció que la caravana del equipo fue violentamente atacada en la Patagonia.

No era la primera vez que la emisión de Clarkson, o él solo, estaban en el centro de la polémica, aunque en otras ocasiones la BBC había aceptado disculparse, como en 2011, cuando uno de los presentadores hizo comentarios muy despectivos de los mexicanos.

Además, en 2014 usó un término racista en un programa rodado en Birmania que le valió una reprimenda de los órganos de control televisivos y de la propia BBC, que le advirtió que era la última vez que lo perdonaba.