Dormir bien mejora la vida sexual, sobre todo en mujeres

Jueves 26 de marzo de 2015
El estudio fue realizado en conjunto por el Departamento de Psiquiatría de la Escuela Médica de la Universidad de Michigan y el Departamento de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Kent State de Ohio. En él, se demostró que las mujeres que dormían más tiempo y mejor por día, mostraban hasta un 14% más de posibilidades de tener sexo con su pareja, al día siguiente.

El proceso

Los científicos utilizaron una muestra compuesta por 171 mujeres. Ellas se encontraban teniendo una pareja estable, fueron reclutadas en diferentes universidades estadounidenses y completaron encuestas sobre su tiempo de vigilia habitual durante 14 días seguidos.
Los resultados fueron publicados en la revista ‘The Journal of Sexual Medicine’.

El hallazgo principal que se extrajo de estos datos es que las mujeres que tuvieron más horas de sueño en la noche, al día siguiente tuvieron un mayor deseo sexual. Así es que, en términos estadísticos, por hora más dormida se experimentaba un aumento de la posibilidad de la actividad sexual de un 14%.

Más resultados

Por otra parte, además del deseo, la investigación mostró que las mujeres que habían dormido mejor, mejoraron también la calidad de sus relaciones sexuales.

“La influencia del sueño en el deseo sexual y la excitación han recibido poca atención en este campo, pero estos hallazgos indican que la falta de sueño puede disminuir el deseo sexual y la excitación de las mujeres”, afirma David Kalmbach, una de los autores.

“Sin importar la fatiga física, el sueño reparador del día anterior le daba energía y ganas para tener actividad sexual”, agregó.

“Si quieren ayudar a sus parejas a incrementar el deseo sexual, deberían prestar atención en mejorar el sueño de cada uno. Pueden comenzar con reducir la carga de trabajo, ayudar en casa, planear escapadas románticas o simplemente practicar una buena higiene de sueño. Nuestro estudio demuestra que el sueño es fundamental en la salud sexual y el deseo femenino, sin importar si la mujer es sana física y emocionalmente”, concluyó .