Opositores lamentaron que se desestime denuncia

Dirigentes políticos y del ámbito judicial cuestionaron el fallo de la Cámara Federal que no hizo lugar a la acusación de encubrimiento que presentó el fiscal antes de morir.
Jueves 26 de marzo de 2015
De profusa actividad en las redes sociales, los referentes del PRO suelen picar en punta cuando de reacciones se trata. La del fallo de la sala I de la Cámara Federal sobre la denuncia de encubrimiento que hizo Alberto Nisman no fue la excepción.

En una sentencia dividida que consta de 67 páginas, la sala resolvió desestimar la acusación que hizo el titular de la UFI-AMIA contra la Presidente y algunos de sus colaboradores por la supuesta protección que intentó brindarles a los acusados del atentado que en 1994 dejó 85 muertos a cambio de mejorar la relación comercial con Irán. La clave de ese planteo estaba en el memorándum que los gobiernos de ambos países firmaron en 2013 y que nunca entró en vigencia.

La diputada Laura Alonso fue la primera en pronunciarse. A minutos de que se conozca la decisión del tribunal, recordó por Twitter que el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, había dicho en la apertura del año judicial que era "tiempo de terminar con la impunidad". Al respecto, acotó: "Si a la Corte le preocupa que la gente confíe en la Justicia, este fallo no ayuda nada".

Su par Patricia Bullrich usó el mismo medio para opinar sobre el fallo. "¿Murió #Nisman y ahora la causa? ¿La nueva Unidad #AMIA desestimará la investigación sobre los iraníes?". Entonces aseguró que "solo de la mano de una justicia sin interferencias llegará la verdad y la justicia y se terminará la impunidad".

La crítica solapada de Bullrich contra los jueces que no hicieron lugar a la denuncia fue retomada y profundizada por otro legislador del macrismo: el rabino Sergio Bergman. "Desestimada pero no será archivada. Con jueces independientes, la verdad y la justicia renacerán", tuiteó. Y agregó: "Aún no sabemos quién mato a #Nisman pero sí sabemos los nombres de los jueces que sepultaron su trabajo desestimando su denuncia".

Los jueces que se manifestaron a favor de mantener la postura que tuvo Daniel Rafecas sobre el tema fueron Eduardo Freiler y Jorge Ballestero. En cambio, Eduardo Farah disintió con sus partes al entender que la presentación elevada por Germán Pollicita "cumple con el requisito mínimo de verosimilitud".

El titular del bloque Unión PRO en la Cámara baja, Federico Pinedo, "lamentó" en un comunicado "que la Cámara deje a los argentinos sin una investigación". Para el diputado, "en este caso hay indicios de que algo pasó".

"Existen pruebas posteriores a la resolución de Rafecas como por ejemplo las declaraciones de ex funcionarios venezolanos. Este es un hecho nuevo que debía ser evaluado en la decisión, si no fueron tomados en cuenta se puede pedir que se reabra la causa", apuntó. Y subrayó que "si no se procede a investigar lo sucedido, siempre quedará la duda en los argentinos".

Reproches del ámbito judicial

De a poco, el mundo judicial comenzaba a hacerse eco del fallo. Uno de los primeros en pronunciarse públicamente fue el ex miembro del Consejo de la Magistratura, Alejandro Fargosi, quien expresó su desacuerdo pero se cuidó de no cuestionar a los jueces.

"El respeto a las instituciones no debe declamarse, sino cumplirse: lo decidido por la Cámara y por Rafecas merece nuestro respeto como cualquier otro fallo judicial, pero considero que ambos son absolutamente equivocados y gravísimos. Afortunadamente hay apelación ante la Cámara de Casación, que podrá revocar este lamentable freno a una investigación que le costó la vida a Nisman", indicó. En ese sentido consideró que si la instancia siguiente convalida este fallo, se debería acudir a la Corte Suprema. "Lo que menos necesita la Argentina es que sigamos con la impunidad que nos aplasta", explicó.

En tanto, el secretario general del gremio de los judiciales, Julio Piumato, sostuvo en Twitter que "los jueces q declararon inconstitucionalidad memorándum con Irán desestimaron denuncia de Nisman sin producir una sola medida de prueba", lo que calificó como una "incoherencia".

Como Bergman y Bullrich, Piumato puso bajo sospecha la independiencia de uno de los jueces. "Los que denunciaron que a Ballesteros lo operaba un enviado de Scioli no se equivocaron! La Justicia presionable nos averguenza a todos!", escribió.