Manteros: negocio ilegal que siempre genera polémica

Argentina Despierta recibió a dos trabajadores callejeros. Venden de todo, sin pagar impuestos. De las quejas de los comerciantes que tienen negocios legales a este oficio que abre el debate hasta el día de hoy. La entrevista con Chiche Gelblung.
Viernes 27 de marzo de 2015
Chiche Gelblung recibió a dos manteros en su programa Argentina Despierta, que se emite por Canal 26.

César Obelar vende de todo en la calle. El primero trabaja hace 38 años en este oficio. Desde los 8 años se dedica a ser vendedor ambulante. Lo que surgió como necesidad terminó siendo su oficio hasta el día de hoy. Padre de cuatro hijos, asegura que si le dieran un trabajo, dejaría de ser “mantero”. Pero pide 20 mil peses como sueldo.

Julio Pereyra se encarga de vender almohadones, medias, toallas y toallones. Va mutando el rubro según las necesidades. “Trabajo desde el 2007, empecé en calle Florida y no fue mi elección, fue la única alternativa que tuve y que tengo. Pero orgullosamente realizo la actividad todos los días. Tengo cuatro chicos”, aseguró. Fabrica los almohadones “anti-stress” que vende.

“A los trabajadores de la vía pública, todos los días nos hacen espionaje. Nos sacan fotos, nos persiguen”, acusa Julio y defiende su trabajo. Sin embargo, legalmente no está permitido vender en la calle. Mucho menos, en las veredas donde negocios pagan sus impuestos para tener un comercio.

“Nos persiguen para que no salgamos a la calle”, asegura. “Yo estoy luchando por una ley, quiero comprarme una casa y justificar. Queremos regular”, respondió ante la consulta por el oficio que hoy en día es ilegal.

Se sabe que para tener un comercio o comprar una casa, hay que justificar al Estado cada compra que se hace. Hoy, la actividad de los manteros es evasora, maneja gente en negro y sin obra social. De ahí, la polémica de siempre... que esta vez se trasladó al estudio de Canal 26.