Clausuran sanatorio donde murió mujer al caer de ascensor

La paciente, que estaba por recibir el alta médica, era trasladada por un camillero desde la planta baja a pisos superiores cuando ocurrió el incidente.
Viernes 27 de marzo de 2015

Una paciente murió aplastada cuando la camilla en la que era trasladada cayó de un montacargas al que le faltaba una puerta en un sanatorio privado del partido bonaerense Avellaneda, que fue clausurado hoy en forma preventiva y cerrado su libro de internaciones, con duros cuestionamientos de familiares y pacientes.

El Sanatorio 24 de Septiembre, según reportó el ministerio de Salud de la provincia en un comunicado, había sido multado tras una inspección realizada en 2014.

El hecho, conocido hoy, ocurrió ayer a las 20 en el centro de salud ubicado en Zeballos 1491, confirmaron Bomberos Voluntarios de Avellaneda, y manifestaron que la mujer, de 83 años, "estaba por recibir el alta médica".


La paciente era trasladada por un camillero desde la planta baja a pisos superiores cuando ocurrió el incidente, reportaron las fuentes consultadas.

Parte de la camilla se deslizó por el espacio de la puerta interna faltante y el trabajador frenó el montacargas, pero no logró evitar que la mujer falleciera cuando su cabeza impactó contra el primer piso del sanatorio.

Médicos del sanatorio constataron el deceso de la mujer y acudieron al lugar socorristas de Bomberos Voluntarios de Avellaneda, además de agentes de la comisaría primera.
El ministerio de Salud bonaerense informó que envió inspectores de la subsecretaría de Control Sanitario al sanatorio y dispuso "la clausura preventiva del establecimiento y el cierre del libro de internación".

El director de Fiscalización Sanitaria del ministerio, Pablo Binaghi, dijo que en 2014 el área a su cargo realizó la última inspección en el sanatorio, en la que se detectaron una serie de "observaciones sobre las condiciones estructurales de ese establecimiento".

"Poco después de comunicarle los resultados de la inspección a los responsables del sanatorio, estos presentaron un descargo y luego el ministerio procedió a multar al establecimiento por un monto equivalente a 15 sueldos mínimos de la administración pública provincial", expresó el funcionario en el comunicado.

El ministerio expresó que hoy los inspectores de Fiscalización Sanitaria "concurrieron nuevamente al lugar para monitorear que se haya readecuado las instalaciones según lo objetado en la última inspección".

En ese sentido, manifestó que señalaron "las ausencias de cardiodesfibrilador en el quirófano, de sala de recuperación post-anestesia y de llamadores en las camas de internación, entre otras".

"Los inspectores informaron hoy que se repararon los déficits parcialmente y, a raíz de los últimos acontecimientos, se dispuso la clausura preventiva", afirmó la cartera sanitaria en el parte.

El sanatorio fue cuestionado por familiares de pacientes, quienes en declaraciones al canal Crónica TV manifestaron que "se conoce a esta clínica como Camino al Cielo, porque se les mueren los pacientes". Una mujer dijo que su madre "fue diagnosticada por una infección urinaria y tenía un ACV" y manifestó que "murió a los dos días. La médica de terapia intensiva me dijo que haga la denuncia porque no era la primera vez que pasaba esto".

"Nadie sale vivo de acá, a los viejitos les inyectan para que mueran. Esto es un matadero", advirtió una vecina.

La hija de un hombre que fue paciente del centro de salud dijo que "desde enero falta la puerta del ascensor" y contó que su padre "se quejaba porque no podía dormir en terapia intensiva porque los enfermeros bailaban desnudos. Se tienen que hacer los dormidos y no decir nada, porque los duermen".