A la Corte Suprema: avanzó el pliego de Carlés en el Senado

Ante la comisión de Acuerdos, el abogado penalista respondió preguntas por más de cinco horas y rechazó las impugnaciones presentadas por partidos de la oposición y diferentes organizaciones.
Martes 31 de marzo de 2015
El candidato a la Corte Suprema propuesto por el Poder Ejecutivo, Roberto Carles, defendió hoy su pliego ante la Cámara de Senadores, donde si bien el Frente para la Victoria logró avanzar con su dictamen, no tiene chances de ser aprobado.



Ante la comisión de Acuerdos, el abogado penalista respondió preguntas por más de cinco horas y rechazó las impugnaciones presentadas por partidos de la oposición y diferentes organizaciones, basadas en su trayectoria, supuestas mentiras en su curriculum vitae y sus expresiones en las redes sociales.



El jefe del bloque kirchnerista, Miguel Pichetto, anunció que pondrán a discusión el pliego de Carlés el próximo 15 de abril en el recinto, donde sin el acompañamiento de la oposición el oficialismo no logrará reunir los dos tercios necesarios para su aprobación.



En ese sentido, el presidente de la bancada radical, Gerardo Morales, reiteró que la UCR no votará a favor de la propuesta del Gobierno porque no consideran que el candidato posea la "trayectoria" suficiente para integrar el máximo tribunal del país.



A lo largo de su exposición, Carlés se refirió a un gran abanico de temas y puso énfasis en desligarse de la Casa Rosada.



"Nunca declaré avalar al Gobierno de turno, he realizado críticas a funcionarios y políticas de distintos gobiernos. La crítica que se hace sobre mi supuesta falta de independencia está construida sobre supuestas publicaciones que he hecho en redes sociales, algunas de las cuales no reconozco como propias", subrayó.



El letrado cuestionó que "en los dos meses" que pasaron desde su postulación, "no se ha hecho en ningún medio, salvo en entrevistas con derecho a réplica, ni una sola referencia a todas las críticas a funcionarios" que realizó, que -según dijo- "no han sido pocas".



"Lo que veo detrás de esta selección es la idea de construir un candidato a la Corte adicto y sumiso al poder del gobierno saliente", criticó Carlés.



El postulante del Poder Ejecutivo también negó haber militado en La Cámpora y en Justicia Legítima, al tiempo que afirmó que es "afiliado" de la UCR y que tuvo un paso por el ARI.



Reiteró que está a favor de que los jueces tributen Ganancias y consideró que no hacerlo es "como que no paguen la luz, el agua o el gas".



Al responder preguntas de los senadores, Carlés fue cruzado por el radical Luis Naidenoff, el único que tuvo duras palabras en su contra en momento en que diversas versiones hablan de un supuesto llamado de la Iglesia para que fuera tratado bien durante el encuentro, a raíz de su amistad con el Papa Francisco.



El cuestionamiento del senador formoseño tuvo que ver con el doble rol que tuvo el abogado como empleado del Senado y como "coordinador" de la comisión que elaboró el proyecto de reforma del Código Penal.



"Dice ser coordinador, pero no tenemos el instrumento que lo acredite, y usted es un trabajador de la casa con dedicación full time", destacó Naidenoff.



Al respecto, Carlés argumentó que el trabajo en la comisión le "insumía relativamente poco tiempo" de su horario en el Senado y aseguró que "el trabajo más importante, que fue la elaboración de los borradores, se realizó durante 2012 y 2013 todos los sábados y domingos, sin exclusión".



"Quiero decirle lo que siento, no le creo, cualquier tarea de asesoramiento de una reforma, que usted nos venga a decir que lo único que ha hecho fue trabajar sábado y domingo, nos está mintiendo", enfatizó el radical.



Además, le preguntó por un tuit suyo en el que respaldaba al vicepresidente Amado Boudou y Carlés respondió: "Yo no recuero haberlo enviado".



El postulante a la Corte Suprema también fue consultados sobre sus posturas sobre el aborto y la despenalización del consumo de drogas, y sobre ambas cuestiones evaluó que deben ser "ampliamente debatidos" en el Congreso.



"Yo no estoy a favor del aborto, he dicho que la vida aparece en el momento de la concepción y es obligación del Estado protegerlo desde ese momento", agregó.



El destino de Carlés se definirá el próximo 15 de abril, cuando el oficialismo lleve su pliego al recinto del Senado, aunque no tiene chances de ser aprobado, ya que los bloques opositores impedirán que llegue a los dos tercios necesarios.