Murió Lilia Ferreyra, la última compañera de Rodolfo Walsh

Lilia Ferreyra, la periodista y compañera de Rodolfo Walsh hasta el asesinato del autor de Operación Masacre el 5 de marzo de 1977, falleció hoy a los 71 años tras una prolongada enfermedad.
Martes 31 de marzo de 2015

Lilia había sobrevivido a la patriada de Walsh, cuando en medio de la dictadura militar alcanzó a enviar varios sobres desde un correo en Constitución, denunciando las atrocidades que se cometían, en su histórica Carta a la Junta Militar, poco antes de ser asesinado por una patota de la ESMA.

Ambos habían salido aquella mañana desde la casa de San Vicente, donde el integrante de la conducción de la organización Montoneros se mantenía en la clandestinidad.

Lilia contó años después lo vivido aquel día y los posteriores, al declarar como testigo en el juicio por el que fueron condenados a prisión perpetua los miembros del Grupo de Tareas de la ESMA, encabezados por Jorge "El Tigre" Acosta y Alfredo Astiz entre otros.

Su relato fue conmovedor.

Ambos habían convenido encontrarse luego de enviar la denuncia para realizar un asado con la hija de autor de los "Cuentos Irlandeses" y "Quién mató a Rosendo", pero la casa de aquella localidad del Sur del conurbano fue saqueada por los represores.

Lilia volvió a escribir y desarrolló su carrera como periodista escribiendo en el matutino Página/12.

Antes, había trabajado en el diario "La Opinión" de Jacobo Timerman, donde fue delegada sindical, y en los últimos años se desempeño en el Espacio de la Memoria, en la exESMA.