Se viene el 15º Vía Crucis por toda la Avenida De Mayo

La Asociación Amigos de la Avenida de Mayo y el Arzobispado de Buenos Aires invitan a participar de la tradicional celebración que se realizará durante esta Semana Santa.
Miércoles 1 de abril de 2015

El viernes 3 de abril, a las 20.30 hs, la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo y el Arzobispado de Buenos Aires invitan a participar de la decimoquinta edición

Este año, además de la tradicional cruz que llevan los adultos y los jóvenes, se incorpora a la procesión la cruz penitencial para los niños, como símbolo de esperanza y unión para el país que viene.

La Asociación Amigos de la Avenida de Mayo y el Arzobispado de Buenos Aires invitan a participar del Vía Crucis de la Ciudad que se realizará en Semana Santa.

De la tradicional procesión participó históricamente el Papa Francisco y en las últimas ediciones el cardenal Mario Poli se hizo presente, acompañando a los miles de fieles congregados, siendo este el encuentro más convocante de la Ciudad. Se solicita a todos los concurrentes que lleven una vela, a fin de iluminar el camino hacia la cruz y última estación, emplazada en la Catedral, en busca de la comprensión y el respeto mutuo, como valores de convivencia en la sociedad.

El viernes 3 de abril, y luego de trece ediciones multitudinarias, el tradicional Vía Crucis iniciará desde la Plaza Lorea –Av. de Mayo y Luis Sáenz Peña-, a las 20.30 hs. Luego, recorrerá la Avenida de Mayo a lo largo de las catorce estaciones hasta llegar a Plaza de Mayo. Se espera la asistencia de más de 45.000 fieles. El encuentro no se suspende por lluvia. Colaboran en esta iniciativa el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad, la Dirección de Culto del Gobierno de la Ciudad, el Banco Ciudad de Buenos Aires, CAME (Confederación Argentina de Mediana Empresa) y FECOBA (Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires).

“En un año donde los argentinos debemos estar más unidos que nunca, invitamos a todos los fieles a asistir con su familia, amigos, y por sobre todo esperamos a gran cantidad de jóvenes y niños. Este es un encuentro de oración, de esperanza, que promueve la unidad y acompañamiento, y que servirá para fortalecernos como hermanos y compañeros, buscando la tolerancia y respeto que tanto nos hace falta. Durante diez años, el Papa Francisco presidió este Vía Crucis, y su palabra hacia los jóvenes fue muy importante para acercarlos y apasionarlos en este camino. Pedimos a todos los que puedan, que traigan sus velas para encenderlas durante la ceremonia”, expresa Manuel Pérez Amigo, Presidente de la Asociación de Amigos de la Avenida de Mayo.

Participarán del Vía Crucis autoridades de la diócesis, obispos auxiliares, autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, así como legisladores, comunidad y fieles presentes.

Cómo será el Vía Crucis

La manifestación de fe será presidida por el Cristo de “Buen Amor” y la imagen de la Virgen Dolorosa, realizada en 1870. Como es tradicional, el pueblo llevará en andas una cruz penitencial de 15 metros de largo, y un peso de 130 kilogramos, como una expresión de solidaridad a Jesús y muestra de sacrificio. Al igual que el año anterior y teniendo en cuenta la concurrencia de jóvenes, se sumará otra cruz de iguales características con 140 luces, que será transportada por ellos, simbolizando su rol en la construcción del futuro, ya que según su santidad el Papa Francisco, los jóvenes “son la ventana a través de la cual entra la luz en el tejido social, imponiendo grandes desafíos”. Este año se incorporará una cruz penitencial para los niños, simbolizando el futuro que se desea para el país, de unión y esperanza; y con un mensaje a transmitir: “con esfuerzo e ideales podremos aspirar o mejorar la convivencia de hoy”. Durante todo el camino de Cristo hacia el entierro, se contará con el acompañamiento de un gran coro.

Una vez arribados a Plaza de Mayo, los fieles presentes serán testigos de la representación de la crucifixión de Jesús, teatralizada por un grupo de actores en el marco de una escenografía desarrollada especialmente para el encuentro.

“Terminado el Vía Crucis, desde el altar de Bolívar y Avenida de Mayo, la imagen del Cristo yacente, será acompañada por los representantes de colectividades extranjeras hasta la escalinata de la Catedral, donde será recibida por la máxima jerarquía de la Iglesia Católica, y quedará expuesto para la veneración de los fieles hasta pasada la medianoche sabiendo que Francisco estará rogando, llevando juntamente con el pueblo del mundo la pesada cruz penitencial, que representa el sacrificio de Jesús, y su encuentro con la humanidad”, concluye Perez Amigo.

Acerca de la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo: presidida por Manuel Pérez Amigo, se constituye como una entidad sin fines de lucro, representativa de la comunidad porteña. La Avenida de Mayo es el eje cívico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que une la histórica Plaza de Mayo y su Casa de Gobierno con la Plaza del Congreso y su Palacio Legislativo. Por su kilómetro y medio pasaron los grandes acontecimientos de la historia de nuestro país y tradicionalmente las grandes manifestaciones de fe religiosa, destacando el Congreso Eucarístico Mundial en 1934 presidido por el Cardenal Pacelli luego Papa, su santidad Pio XII.