Quiere jugar la Davis

"Quiero y deseo estar”, dijo Juan Martín del Potro.
Jueves 2 de abril de 2015
El tenista Juan Martín del Potro aseguró hoy que quiere y desea estar en la serie de cuartos de final de al Copa Davis en la cual Argentina se enfrentará a Serbia en julio próximo, pero aclaró que anhela jugar "en condiciones respetables".



"Quiero y deseo estar, pero hacerlo en condiciones respetables, más si tengo que enfrentar a (Novak) Djokovic", señaló Del Potro tras regresar de Miami, lugar que fue escenario de su vuelta al circuito tras dos meses desde su segunda operación en la muñeca izquierda.



En diálogo con TyC Sports, el tenista habló acerca de su futuro y dijo que le gustaría jugar en Monte Carlo, pero a la vez consideró que no está en condiciones de forzar su físico.



"No creo que juegue porque es un Masters 1000 y como este año tengo la flexibilidad de poder elegir más los torneos, trataré de evitar los mejores jugadores, sobre todo al principio, que es conveniente para la mano. Dan ganas de jugar porque es un torneo grande, pero veré", expresó.



Asimismo añadió: "En estos días voy a ver qué hago, o juego en Monte Carlo o el torneo próximo que es el de Barcelona, pero no va a pasar mucho más tiempo porque el mejor entrenamiento es estar compitiendo".



"Hace más de dos años que no juego en polvo de ladrillo y es una superficie que siempre me costó bastante, pero ganas de jugar tengo, no importa el torneo, ni el lugar, ni la superficie, así que ni bien me sienta un poco mejor vuelvo a salir a competir", aseveró.



A pesar de que en su regreso cayó en primera ronda del segundo Masters 1000 de la temporada, el balance para el tandilense fue "positivo": "Volver a jugar fue positivo. No poder hacerlo en igualdad de condiciones físicas con el resto es la parte fea que me toca, pero es un proceso muy largo".



Luego al ser consultado acerca de la evolución de su lesión señaló: "Hay días en los que estoy muy bien, después 4 o 5 que estoy mal, pero espero que con el correr de los días esa brecha se vaya achicando y puedan ser más los días buenos que los malos".



Del Potro analizó después su realidad a los 26 años: "Estoy más grande y más maduro, las cosas cambian, la vida cambia y cuando estás afuera del circuito valorás mucho más lo que tenés o lo que extrañás y eso es un punto a favor".



En cuanto a la zona afectada por su intervención quirúrgica manifestó: "Me recuperé mucho más rápido que en los partidos en Sydney y ahora vine a Argentina para entrenar sobre polvo de ladrillo y seguir ganando horas en entrenamiento y en cancha para salir a jugar lo antes posible".