Republicanos dicen: "El pacto con Irán fue un error colosal"

Legisladores opositores criticaron el acuerdo con Teherán. El presidente de la cámara de Representantes John Boehner dijo que representa "un abandono alarmante de los objetivos iniciales de la Casa Blanca".
Viernes 3 de abril de 2015
Los legisladores opositores en Estados Unidos salieron a criticar con dureza el acuerdo preliminar que la Casa Blanca y otras potencias alcanzaron ayer con Irán y señalaron, entre una serie de advertencias, que era un "error colosal".

El presidente de la cámara de Representantes, el republicano John Boehner dijo que los parámetros para un acuerdo final representan "un abandono alarmante de los objetivos iniciales de la Casa Blanca". Agregó que "después de visitar a nuestros socios en el terreno en Oriente Medio esta semana, mis preocupaciones sobre los esfuerzos de Irán para fomentar el desorden, la violencia brutal y el terror solo han crecido". Y señaló que "sería ingenuo sugerir que el régimen iraní no seguirá utilizando su programa nuclear y cualquier ayuda económica para desestabilizar aún más la región".

El senador Marco Rubio, que en breve se postulará como aspirante republicano a la Casa Blanca en 2016, dijo que se había cometido un "error colosal" porque Irán seguramente tiene varios miles de centrifugadoras. Otro senador, Mark Kirk, coautor de varias leyes de sanciones contra Irán, dijo que "Naville Chamberlain firmó un tratado mejor con Adolf Hitler", en referencia a los acuerdos de Munich de 1938.

Los republicanos, que tienen mayoría en ambas cámaras, se oponen a las negociaciones con Irán porque desconfían del régimen iraní y creen que igualmente desarrollará la bomba atómica. Llegaron a enviar una carta a Teherán, en la que decían que boicotearían el pacto, e invitaron al premier israelí Benjamín Netanyahu a que criticara las negociaciones en el recinto.

A mediados de mes, el Senado decidirá si el acuerdo con Irán se vincula o no a la aprobación del Congreso. Esta ley podría forzar a Obama a presentar el acuerdo ante los legisladores y podría prohibir el levantamiento de sanciones por 60 días para dar tiempo a los congresistas a discutir el tema.