Se esperan miles de personas en el Vía Crucis porteño

La procesión, que se realizará desde las 20.30, es organizado por el Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires y la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo. Está previsto que concurran más de 45.000 fieles.
Viernes 3 de abril de 2015
La procesión partirá a esa hora desde la Plaza Lorea y recorrerá la emblemática avenida a lo largo de las 14 Estaciones del Calvario, hasta llegar a Plaza de Mayo, para dirigirse a la Catedral metropolitana.

Para este Vía Crucis, que anualmente reúne a miles de fieles, los organizadores solicitaron que los concurrentes “lleven una vela para iluminar el camino”.

De esta tradicional procesión participó históricamente el cardenal Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, y en las últimas ediciones concurrió el cardenal Mario Poli.

La manifestación de fe será presidida por las imágenes del Cristo de Buen Amor y de la Virgen Dolorosa, realizada ésta en 1870.
Como es tradicional, se llevará en andas una cruz penitencial de 15 metros de largo y de 130 kilogramos, como una expresión de solidaridad a Jesús y muestra de sacrificio.

Al igual que el año anterior y debido a la concurrencia de jóvenes, se sumará otra cruz de iguales características con 140 luces, transportada por ellos, que simbolizará su rol en la construcción del futuro. Este año, informaron, se incorporará una cruz penitencial para los niños, como símbolo del porvenir que se desea para el país, de unión y esperanza, y con la intención de el mensaje de que “con esfuerzo e ideales podremos aspirar o mejorar la convivencia de hoy”.

Durante todo el trayecto la feligresía contará con el acompañamiento de un coro y, en la Plaza de Mayo, se representará la crucifixión de Jesús, teatralizada por un grupo de actores.

Desde el altar de Bolívar y la avenida de Mayo, la imagen del Cristo yacente será acompañada por los representantes de colectividades extranjeras hasta la escalinata de la Catedral, donde quedará expuesta para la veneración de los fieles hasta pasada la medianoche.