Temporal en Chile: 25 muertos y 100 desaparecidos

Sábado 4 de abril de 2015

El temporal que la semana pasada desató casi una veintena de aludes que dejaron bajo el lodo a varios poblados en el norte de Chile provocó 25 muertos y 101 desaparecidos, según un nuevo balance entregado este viernes.

"Se reportan 25 personas fallecidas, informadas por el Servicio Médico Legal, y 101 denuncias por presunta desgracias", señala el informe de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) que cifra en 29.741 los damnificados de los cuales 2.743 son albergados.

Cada día el número de desaparecidos sigue en ascenso al igual que el número de cadáveres -el jueves eran 24- encontrados entre el lodo y los escombros dejando al descubierto una catástrofe de grandes dimensiones, que obligó al gobierno de Michelle Bachelet de disponer de miles de efectivos de las fuerzas armadas, civiles y personal médico para palear la situación.

Con el paso de los días, las tareas de rescate y reconstrucción fueron devolviendo a las regiones afectadas - la ciudad de Antofagasta, Coquimbo y en especial Atacama, la más golpeada por los aludes- los servicios esenciales y cientos de toneladas de alimentos y productos para limpieza y cuidado de la salud.

Asimismo, una alerta sanitaria decretada desde el inicio de la catástrofe facilitó la distribución de cientos de miles de vacunas contra la hepatitis A, la influenza, el tétanos y la rabia, según el informe oficial.

Además se confirmó la llegada de las primeras 30 casas de emergencia que se instalarán en la región de Atacama, a unos 800 kilómetros de Santiago.

Mientras que la próxima tarea será estudiar los suelos para descartar cualquier contaminación en una zona minera.

A las víctimas por el desastre natural se sumaron cuatro muertos debido al siniestro de un helicóptero civil que desapareció el martes mientras realizaba tareas en la zona.

El piloto del helicóptero era un pariente político de la mandataria chilena.

Días atrás Bachelet decidió cancelar su participación en la próxima Cumbre de las Américas en Panamá, para seguir al frente de las tareas de reconstrucción.