Tevez y Mascherano con nuevo club. Se convirtieron en las nuevas figuras del fútbol británico

Serían presentados este fin de semana en West Ham Utd. Alan Pardew, entrenador del conjunto londinense está muy contento con la compra. Se conoció que el monto del pase sería entre 50 y 60 millones de dólares. Pero si el equipo inglés. quiere retenerlos debe abonar esa cantidad, ya que los argentinos, van gratis, por un año. La operación no está del todo clara y quedan puntos de la venta que no fueron aclarados.
Viernes 1 de septiembre de 2006
El director técnico del equipo inglés de West Ham, Alan Pardew, afirmó hoy que la contratación de los argentinos Carlos Tevez y Javier Mascherano "elevará el nivel" del club inglés, y sostuvo que ambos pases "fueron una enorme victoria".

Tevez y Mascherano, ambos de 22 años, jugaban en Corinthians de Brasil, y fueron fichados ayer por el club del este de Londres, luego de que se mencionara en la prensa la posibilidad de que arribasen a otros clubes, entre ellos Manchester y Arsenal.

"No tengo dudas de que estos fichajes nos darán una chance real para competir con los mejores equipos de la Premiership y en Europa", declaró Pardew a la prensa de Londres.

Por su parte, el vocero de la entidad inglesa, Phil Hall, indicó que "no hay chance alguna" de que West Ham "actúe como semillero para otros clubes".

"Estas contrataciones son muy buenas para nosotros, pero por supuesto, si se nos ofrecen sumas importantes por los jugadores en un futuro, tendríamos que considerarlo como hemos hecho con otros futbolistas", deslizó.

Según publicó hoy el diario The Guardian, Tevez y Mascherano llegaron a West Ham en una operación conjunta que costó unos 60 millones de dólares, y la empresa Media Investment SPorts (MSI), dueña de los derechos de los futbolistas se aseguró un porcentaje de una futura venta de ambos.

West Ham debe aceptar las ofertas futuras para vender a los dos argentinos si la suma por los pases supera 50 millones de euros. De otro modo, deberá entregar a MSI la misma suma para retener a los jugadores.