Incompatibilidad sexual: ¿mal de las parejas modernas?

Viernes 10 de abril de 2015
Hallar el motivo de la falta de deseo y de placer sexual es tarea de psicólogos y sexólogos pero sobre todo de las parejas. La incompatbilidad sexual se puede dar en cualquier momento de las parejas y les presentamos algunos casos.

- Juan es pareja de Susana y tienen una relación de cinco años. Reconocen que hay frecuentes discusiones por diversos temas y van a la consulta, porque ninguno tiene deseos de intimidad sexual. El terapeuta les explicó que, cuando hay peleas permanentes, esto origina una sensación de rechazo y, como consecuencia, una sensación de apatía sexual. Ambos aprendieron a evitar las conductas destructivas y empezaron a mostrarse afecto.

- Rodrigo es pareja de Mónica hace 10 años, ambos reconocen que no se aman, pero han decidido mantener la relación. Entre otras cosas, disfrutan del sexo, se sienten atraídos físicamente. Esta pareja había aprendido a evitar los problemas. Con la ayuda del psicólogo, empezaron a verbalizar los momentos o desilusiones tanto de uno como del otro y a buscar soluciones para resolver sus problemas.

-Vanessa no lograba tener orgasmos con Fernando, pero masturbándose sola, era capaz de hacerlo. Para no incomodar a su pareja, ella simulaba hasta que él le pidió ser sincera. El sexólogo les recomendó que, por un tiempo, cada uno disfrutara del juego amoroso: él, sin tratar de que ella llegue al orgasmo, y ella sin buscar su propio orgasmo. La pareja empezó a gozar más en el juego sexual, lo que les dio buenos resultados.

-Hugo mantenía una relación de dos meses como enamorados con Pamela, y cuando tenía relaciones sexuales, perdía la erección durante la penetración. Pamela decidió dar por terminada la relación porque consideraba que no iba a ser feliz en pareja si no disfrutaba sexualmente. El terapeuta trabaja con Hugo los sentimientos de tristeza y angustia ocasionados por la separación.

Ante los casos expuestos la parejas optan por separarse o seguir viviendo juntos pero sin compartir su deseo sexual. Lo más importante, antes de tomar un decisión, es consultar con un profesional.