La justicia le negó salidas transitorias a Ricardo Barreda

Además, ordenó su traslado a un penal con modalidad abierta para que continúe cumpliendo su condena a reclusión perpetua por el cuádruple crimen de sus dos hijas, su esposa y su suegra en 1992.
Viernes 10 de abril de 2015
La Justicia en lo penal de La Plata rechazó el pedido de salidas transitorias que reclamaba el odontólogo Ricardo Barreda, condenado por el cuádruple crimen de sus dos hijas, su esposa y su suegra en 1992.

Asimismo, la Justicia ordenó su traslado a un penal con modalidad abierta para que continúe cumpliendo esa condena.

El juez de Ejecución Penal de La Plata, Raúl Dalto, fue quien firmó el rechazo de la presentación hecha por la defensa de Barreda, el abogado Eduardo Gutiérrez.

El abogado argumentó que Barreda no había violado las condiciones de la libertad condicional, y sostuvo que sólo le revocaron ese beneficio porque él no cuenta con un domicilio fijo.

El juez Dalto rechazó la petición y en paralelo dispuso que Barreda sea trasladado a la unidad penal 12, ubicada en Gorina, o a alguna otra cárcel platense que tenga un régimen de modalidad abierto.

En marzo de 2011, y luego que fuera condenado en 1995, Barreda había accedido a ese beneficio.

La condena que le dictaron es por matar en su casa de la calle 48, entre 11 y 12, de La Plata, a su esposa, Gladys McDonald; a su suegra, Elena Arreche, y a sus dos hijas, Cecilia y Adriana, en noviembre de 1992.

Al acceder a la libertad condicional, Barreda convivió junto con su segunda mujer, Berta André, a un departamento de ella en el barrio porteño de Belgrano, pero en los últimos meses la relación se deterioró, hubo denuncias cruzadas y el juez determinó que la situación revestía un "peligro inminente" para ambos.

Por ello, Barreda volvió a quedar detenido, y volvió a quedar alojado en el penal de Olmos.