Arroyo Salgado "no ha parado de poner trabas" en el caso

Martes 14 de abril de 2015
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó hoy que la jueza de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, "no ha parado de poner trabas" en las investigaciones sobre la muerte de su ex marido, el fiscal Alberto Nisman, y le pidió que no se comporte como si se tratara de una "pelea entre vecinos.

Según el ministro, Arroyo Salgado "no permite que se avance en este tema", y ejemplificó en que, hasta el momento, "no pudimos ver las reconstrucción de los hechos" que llevaron a la muerte a Nisman, en su departamento de Puerto Madero.

Fernández formuló declaraciones al ingresar esta mañana a la Casa de Gobierno.