Extienden paro por seguridad a todos los hospitales

La medida de fuerza se inició ayer en el Hospital Rivadavia, donde dos jóvenes con jeringas amenazaron a médicos.
Martes 14 de abril de 2015
El paro que iniciaron este lunes trabajadores del Hospital Rivadavia, del barrio de Recoleta, en demanda de mayor seguridad se extendió por otras 24 horas y al mismo se sumó el personal del resto de los establecimiento sanitarios de la Ciudad.

La medida de fuerza se inició el mediodía del lunes en el Hospital Rivadavia, donde dos jóvenes con jeringas en sus manos amenazaron a médicos durante una operación y finalmente fueron detenidos.

Roberto Arrechea, delegado del gremio ATE, que agrupa a los médicos de los hospitales, se quejó por la falta de policías en el Hospital Rivadavia.

El gremialista dijo que se retiró la Policía Metropolitana hace 25 días, mientras que la Policía Federal "por una disputa entre Nación y Provincia" dejó de vigilar los hospitales porteños hace varios años.

"Sufrimos agresiones constantemente por atender la necesidad de salud de la población", se quejó Arrechea, al tiempo que aseguró que no alcanza con el personal de vigilancia privada que se encuentran en los hospitales no tienen poder de disuasión suficiente, entre otros atenuantes, porque no llevan armas.

Por su parte, la ministra de Salud porteña, Graciela Reybaud, sostuvo que "la Policía Metropolitana no se retiró del Hospital Rivadavia porque nunca fue asignada, la que se retiró hace dos o tres años es la Policía Metropolitana".

La funcionaria aseguró que la seguridad de los trabajadores de los hospitales está garantizada por la acción de la seguridad privada y la Policía Metropolitana, mediante un protocolo de contigencia.

Si bien reconoció que la fuerza porteña sólo tiene una presencia permanente en los hospitales Santojanni, Penna, Piñero y Fernández, sostuvo que hay un protocolo por el cual brinda asistencia en casos específicos en el resto de los nosocomios.

"La Metropolitana acompaña a las ambulancias del Rivadavia cuando tienen que ir a la Villa 31. También hay un botón antipánico que se accionó el domingo y la Metropolitana de hecho detuvo a las dos personas que protagonizaron el incidente", explicó.