La Salada: piquetes e incidentes entre puesteros y policía

Un grupo de presuntos barras brava incendió gomas y cortó el suministro eléctrico ante los rumores de un nuevo operativo para despejar la zona.
Miércoles 15 de abril de 2015

Alrededor de un centenar de puesteros de la feria La Salada provocaban hoy serios incidentes en los alrededores del puente La Noria, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, ante la amenaza de nuevos desalojos.

Los manifestantes realizaban un piquete sobre el Camino de la Ribera, que incluye pedradas hacia efectivos policiales, cámaras de seguridad y postes de luz y quema de neumáticos.

Los incidentes se iniciaron durante la madrugada de este miércoles sobre el Camino de la Ribera.

Varios de los manifestantes habían sido desalojados por la policía hace una semana, y amenazaban con quedarse "hasta las últimas consecuencias" en el lugar hasta tanto puedan rehacer sus precarios puestos.

El miércoles pasado, la Policía Bonaerense desalojó con topadoras más de 4 mil puestos ilegales que estaban ubicados a un costado de la feria La Salada.

El administrador del complejo La Salada, Jorge Castillo, aseguró que los incidentes se generaron porque "ayer hubo rumores de que iban a sacar puestos".

No obstante, aclaró: "no fueron los puesteros" los que hicieron el piquete, "sino los barras que regentean las calles transversales". "Me dijeron que ahora está todo tranquilo", afirmó Castillo, en declaraciones radiales realizadas este miércoles.

Según datos elaborados por la a Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), durante marzo de 2015 se detectaron 74.150 puestos ilegales en 439 ciudades relevadas de la Argentina, con ventas mensuales por 3.638 millones de pesos.

Frente al relevamiento anterior, realizado en junio de 2014, se encontraron 17.365 puestos más, de acuerdo con la entidad empresaria.

Gran parte del aumento en la cantidad de puestos se debió al incremento de puestos en Lomas de Zamora, en el Camino de la Ribera.

Para CAME, el operativo realizado en La Salada hace una semana "sería un primer gran paso para erradicar ese flagelo que tanto daño genera sobre el comercio legal".