Las seis reglas básicas para tener sexo casual

Miércoles 15 de abril de 2015
El sexo casual es una práctica estigmatizada en muchas sociedades y generalmente causa cierto pudor en quienes lo hacen.

Tener encuentros románticos con personas que apenas conocemos puede causarnos algunas sensaciones contradictorias al otro día.

Sin embargo, existen diez reglas básicas para no sentir culpa luego de las aventuras de una noche.

En primer término, lo más importante es la honestidad. Es clave que ambos participantes sepan exactamente el estatus de la relación para evitar confusiones posteriores.

La segunda regla se relaciona con la primera: hay que ser claro con nuestras intenciones para no generar falsas expectativas.

También hay que ser “abierto” y darle una oportunidad a los candidatos/as que en un primer momento no nos parecen los más adecuados. Debemos dejar los prejuicios de lado.

Si lo que buscan es un encuentro fugaz, lo más recomendable es utilizar un terreno neutral como un hotel.

Por otro lado, la discreción es otro de los factores destacados. No divulgar los detalles del encuentro o los secretos de la otra personas siempre es recomendable para evitar situaciones incómodas.

La protección es probablemente el punto más importante. Las enfermedades venéreas y los embarazos no deseados son los mayores peligros de los encuentros de una sola noche.

Por último, debemos aprovechar la oportunidad para cumplir nuestras fantasías y actuar lo más libremente posible. El hecho de no estar obligado a volver a ver a la otra personas genera la oportunidad perfecta para dar rienda suelta a nuestros deseos sin ningún tipo de tapujo.