Tensión y tiros en la Salada: hay un herido de bala

Hay un herido de bala. Matzkin dijo que a las personas que protagonizaron los incidentes no puede distinguirlas como "barras o no barras".
Miércoles 15 de abril de 2015

Otro día de tensión, con piquetes, pedradas, quema de neumáticos y saqueos, se vivió hoy durante la madrugada y también por la noche en los alrededores de La Salada, donde unas cien personas, algunas encapuchadas, intentaron evitar que la Policía desalojara más puestos como ocurrió la semana pasada.

Poco antes de la medianoche del martes, grupos de manifestantes se empezaron a concentrar en cercanías del puente La Noria del partido bonaerense de Lomas de Zamora, donde cortaron calles y rompieron a pedradas las luminarias de la calle y las cámaras de seguridad, mientras en las últimas horas circularon rumores de que hubo un herido de bala.

El objetivo, según trascendidos, fue evitar el desalojo por parte de la Policía de más puestos comerciales, tal como ocurrió la semana pasada con casi 7 mil feriantes.

Hugo Matzkin, jefe de la Policía bonaerense, aseguró que esa fuerza no tenía "ninguna orden de desalojo" y denunció que los manifestantes "arremetieron contra el personal".

"Los que participaban del corte intentaron que la Policía reaccionara para que hubiera un resultado peor, alguna persona muerta", advirtió el funcionario policial, quien ante la gravedad de los hechos arribó a la zona cerca de las 19:00.

En declaraciones periodísticas, el jefe policial afirmó sobre el operativo que el objetivo es que no haya "ni un civil muerto, ni un policía muerto".

Los hechos recrudecieron en horas de la madrugada de este miércoles y durante la mañana volvió la calma, ya que se apostaron en la zona un importante número de efectivos policiales y de Infantería.

En el comienzo de los incidentes, sobre el Camino de la Ribera, y en un accionar coordinado, los manifestantes encendieron fogatas frente al lugar denominado Punta Mogote, mientras que algunos puesteros denunciaron que les fue saqueada toda la mercadería.

Poco después llegaron los efectivos policiales, pero se replegaron y se ubicaron a un par de cuadras de la zona de conflicto para evitar mayores consecuencias.

Por la tarde, algunos de los manifestantes regresaron al lugar y se pudieron escuchar disparos de arma de fuego y una persona que arrojaba clavos "miguelitos" para evitar el cruce de vehículos.

Varios de los manifestantes habían sido desalojados por la policía hace una semana, y amenazaban con quedarse "hasta las últimas consecuencias" en el lugar hasta tanto puedan rehacer sus precarios puestos.

El miércoles último, la Policía Bonaerense desalojó con topadoras más de 7.000 puestos ilegales que estaban ubicados a un costado de la feria La Salada.

El administrador del complejo La Salada, Jorge Castillo, aseguró que los incidentes se generaron porque "hubo rumores de que iban a sacar puestos".

No obstante, aclaró: "No fueron los puesteros" los que hicieron el piquete, "sino los barras que regentean las calles transversales".

Según datos elaborados por la a Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), durante marzo de 2015 se detectaron 74.150 puestos ilegales en 439 ciudades relevadas de la Argentina, con ventas mensuales por 3.638 millones de pesos.

Frente al relevamiento anterior, realizado en junio de 2014, se encontraron 17.365 puestos más, de acuerdo con la entidad empresaria.

Gran parte del aumento en la cantidad de puestos se debió al incremento de puestos en Lomas de Zamora, en el Camino de la Ribera.

Para CAME, el operativo realizado en La Salada hace una semana "sería un primer gran paso para erradicar ese flagelo que tanto daño genera sobre el comercio legal".