Malvinas: Gran Bretaña acusa al Gobierno de “hostigamiento”

Así lo sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores británico, al referirse a la decisión de iniciar acciones legales a las compañías de Gran Bretaña que extraen gas y petróleo cerca de las Islas.
Viernes 17 de abril de 2015

El ministro de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, acuso al gobierno argentino de "hostigamiento" por la decisión de iniciar acciones legales a las compañía del Reino Unido que extraen gas y petróleo cerca de las Islas Malvinas.

Es un ejemplo escandaloso de la intimidación y las amenazas contra el derecho de los habitantes de las Islas Falkland (como llaman los británicos a las Malvinas) para desarrollar sus recursos económicos", afirmó el ministro.

"Argentina debe detener este tipo de comportamiento y comenzar a actuar como un miembro responsable de la comunidad internacional", agregó Hammond.

El gobierno argentino reclama insistentemente la soberanía sobre las Islas Malvinas, ocupadas por Gran Bretaña y que en 1982, en plena dictadura militar en el país sudamericano, llevó a ambas naciones a la guerra.

Días atrás, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández inició un proceso judicial contra cinco empresas, entre ellas tres firmas británicas, que perforan para extraer petróleo y gas en cercanías de las islas Malvinas, aumentando las tensiones en una disputa diplomática por la soberanía del territorio.

El secretario de Asuntos Relativos a las islas Malvinas, Daniel Filmus, anunció el inicio de la demanda en Londres, diciendo que un juez en Río Grande, Argentina, había accedido a revisar el caso.

Filmus afirmó en rueda de prensa en Londres que su país está decidido a utilizar el Derecho Internacional y nacional para resolver el caso. Las firmas implicadas en la denuncia son Premier Oil, Falkland Oil and Gas, Rockhopper Exploration, Noble Energy y Edison International Spa, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores argentino.