Wanda Nara y Maxi López ahora pelean por casa del country

Ella acusa a su ex de pretender alquilar una vivienda que aún les pertenece a ambos.
Sábado 18 de abril de 2015
Las peleas entre la botinera Wanda Nara y su ex marido Maxi López parecen no tener fin, a pesar de estar separados desde hace más de dos años y que ella se caso de nuevo con el futbolista Mauro Icardi con quien tiene una hija en común, Francesca.

Las asperezas con su primer marido siguen, y el motivo esta vez no fueron los hijos Valentino, Benedicto y Constantino si no una propiedad que el futbolista pretende alquilar y que la modelo asegura que le pertenece a ella.

Wanda Nara afirmó que hoy hubo un intento de ingresar por la fuerza a la vivienda.

"Mi mamá se dio cuenta después que era el abogado de Maxi", aseguró Wanda al relatar el hecho ocurrido en una casa suya ubicada en el country Santa Bárbara y que hora redundará en una nueva batalla judicial.

Según denunció, un grupo de hombres entre los que señaló a Manuel Beccar Varela, abogado de Maxi López, quiso entrar a la casa.

"Si bien este verano no la utilicé por el embarazo, soy yo quien la mantiene y quien paga los gastos. Dentro de la propiedad están muchas cosas de los nenes, es una casa de la que siempre me ocupé yo", dijo al ciclo de "El diario de Mariana".
Y agregó: "Me enojo por la falta de justicia, por muchos pedidos que hacemos a la Justicia argentina y no tenemos respuesta".

Reconoció que entre la expareja "hay un par de bienes que están en esta discusión y se está tratando de ver quién se queda con cada cosa".

"Pero esa casa la compré yo, están mis cosas, cuando voy a Argentina con los nenes paramos en esa casa, es el único lugar dónde paro en Argentina, inclusive tengo domicilio ahí, la mantengo mensualmente, la pintamos la semana pasada y fui yo la que se hizo cargo de los gastos, porque se encuentran ahí mis cosas", afirmó.

"Hoy justo estaba entrando mi mamá a la casa, que por el tema del mantenimiento está yendo más seguido, y le dicen en la recepción que no puede entrar porque había gente viviendo. Mi mamá logra entrar y ve a unas seis personas tirando la puerta abajo, se asusta, va por otra puerta y le dicen que se vaya que esas personas iban a entrar. Esta gente estaba con ropa deportiva, no sé si eran ocupas o qué, estaba Beccar Varela viendo la cuestión, entraron, mi mamá se asustó y fue la policía", agregó.

Consultada sobre cómo pudieron entrar si se trata de un barrio privado, dijo que "ingresaron al barrio como ingresa siempre el abogado de Maxi, que nunca se anuncia, supongo que tiene un contacto ahí que lo deja pasar".

"Desde el country se disculparon y aseguran que no va a volver a pasar, saben que soy yo la que se ocupa de la casa. La puerta quedó rota, mi mamá no llegó a ver que era el abogado de Maxi, se dio cuenta después, me llamó llorando diciéndome que estaban tirando la puerta abajo".

Por ultimo la modelo aclaró que el abogado de Maxi no tenía ningún documento ni papel que lo avalara como para poder ingresar al domicilio. "Igual antes de lo de la casa se tienen que ocupar de cosas más importantes que necesitan los nenes. Esto es un gasto de energía sin sentido, siguen dejando de lado los meses de no
hacerse cargo de un montón de cosas", cerro.

Por su parte, el abogado de Maxi Lopez, Beccar Varela comentó sobre el hecho que su cliente, en su carácter de titular de la casa de Santa Bárbara, dispuso ponerla en alquiler y a tales fines instruyo a sus abogados para que ingresaran, constataran con un escribano el estado, y cambiar las cerraduras para garantizar
su seguridad.

Dijo además que comunico la decisión con antelación al country, que verificó la validez de la documentación presentada y el derecho que le asistía.

Asimismo, el abogado dijo que se comunicó el tema a Wanda Nara y a su abogada.

"En el día de la fecha, cuando se intentaba cumplir con la gestión en presencia de las autoridades del barrio, se presentó la Sra. Nora Colosino e ingresando a la propiedad por una puerta lateral imposibilitó el ingreso, frustrando en consecuencia la tarea encomendada", dijo el letrado, quien ahora recurrirá a la
justicia para hacer valer los derechos de su cliente.