Barreda insiste con la condicional: ahora, presentará un nuevo domicilio

El odontólogo platense (79), condenado por el crimen de su esposa, su suegra y sus dos hijas en 1992, quiere terminar su condena fuera de la cárcel. El hombre volvió a la cárcel luego de que su pareja lo denunciara por malos tratos.
Sábado 18 de abril de 2015

El odontólogo platense Ricardo Barreda (79), condenado por el crimen de su esposa, su suegra y sus dos hijas en 1992, volverá a presentar un nuevo domicilio que le permita recuperar su libertad condicional y poder cumplir la pena fuera de la cárcel, donde actualmente se encuentra detenido.

Así lo adelantó hoy a DyN el abogado Eduardo Gutiérrez, defensor de Barreda, quien aseguró que "en breve se va a concretar una presentación de un nuevo domicilio para que Barreda cumpla la pena fuera de la cárcel" de Olmos, a la que fue llevado en diciembre último.

La defensa del cuádruple homicida evitó dar mayores detalles sobre la ubicación de la vivienda en la que buscarán que sea alojado Barreda, pero señaló: "Se está trabajando en eso, estamos analizando varios domicilios para definir el mejor posible".

Para recuperar el beneficio de la libertad condicional Barreda necesita que le faciliten un domicilio para declararlo como su residencia, tal como ocurrió entre 2011 y 2014, fecha en que el odontólogo se alojó en el departamento de su ex pareja Berta 'Pochi' André, en el barrio porteño de Belgrano.

La presentación del nuevo domicilio será la segunda del año, luego de que el 11 de febrero el camarista Raúl Dalto, que oficia en la causa como juez de ejecución penal, desestimara el pedido para que el odontólogo vaya a vivir a la casa de otra mujer en el barrio platense de Lisandro Olmos.

No conforme con el fallo, Barreda elevó diez días después un pedido para poder salir de día de la prisión y regresar por la noche a la penitenciaría platense, pero esa propuesta no solo fue rechazada por Dalto la semana pasada, sino que además el juez dispuso que sea transferido de Olmos a una unidad penal de régimen abierto en el Departamento Judicial de La Plata.

El nuevo revés fue apelado ayer por la defensa de Barreda: "Que vaya a un régimen abierto pero sin salidas transitorias es lo mismo que en régimen cerrado. Queremos que no lo cambien hasta tanto obtengamos un nuevo domicilio", aseguró Gutiérrez a esta agencia.

El retorno de Barreda a prisión, tras cuatro años de libertad, comenzó en marzo de 2013 cuando el dentista concurrió a los tribunales platenses para advertir sobre el deterioro mental de su pareja André, temiendo que una denuncia en su contra pudiera hacerlo regresar a la cárcel.

En aquella oportunidad Dalto le recomendó "tomar distancia" de André y tras recibir informes de la Dirección General de Salud Mental y del Patronato de Liberados en los que se aseguraban problemas psicológicos de la mujer y de convivencia citó a ambos a una entrevista el 11 de diciembre.
Diez días después de la audiencia le revocó la libertad condicional y ordenó la "inmediata detención" del odontólogo, al evaluar que "la situación de peligro es inminente producto de la combinación de la presunta debilidad mental de André y el riesgo de provocar una reacción de Barreda".

Esa misma noche el múltiple homicida fue llevado por personal del Servicio Penitenciario Bonaerense a la cárcel de Olmos, una unidad penal destinada a convictos mayores de 70 años, aunque ahora podría recuperar la libertad condicional si aceptan el nuevo domicilio que se presentará en los próximos días.