Cronología del caso Nisman: marcha y cierre de denuncia

El expediente del fiscal fallecido provocó un derrotero judicial por una causa que nunca llegó a abrirse, ya que desde el juez Rafecas no se hizo lugar al requerimiento de apertura de la investigación.
Lunes 20 de abril de 2015
Natalio Alberto Nisman suspendió un viaje que realizada en Europa para volver a la Argentina y presentar, en plena feria judicial, el 14 de enero, su denuncia ante el juez Ariel Lijo contra la Presidenta y otros funcionarios.

El fiscal de la causa AMIA es encontrado muerto en la noche del domingo 18, en su departamento de Puerto Madero. Tenía 51 años y llevaba diez años al frente de la investigación del mayor atentado criminal de la historia argentina.

El fiscal tenía previsto presentarse el lunes 19 de enero en una audiencia del Congreso donde daría sus argumentos sobre su denuncia realizada contra Cristina Kirchner y otros funcionarios por llevar adelante "un plan delictivo" para beneficiar a los iraníes involucrados en la causa AMIA.

Tras el fallecimiento de Nisman, Lijo adelantó el regreso de sus vacaciones, se reincorporó al frente del Juzgado Federal 4 y habilitó la feria para tomar la denuncia presentada por Nisman antes de su muerte. Dispuso "medidas urgentes para el aseguramiento" de las escuchas telefónicas en las que Nisman fundó la denuncia que efectuó contra el Gobierno.

La presidenta Cristina Kirchner ordenó al secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, que brinde colaboración a la jueza Servini de Cubría desclasificando información relacionada a la investigación del atentado. Era un pedido de Nisman antes de su muerte.

El primer día hábil luego de la feria judicial, Lijo se declaró incompetente para tramitar la denuncia de Nisman al considerar que no tenía conexión con otros hechos que el juzgado a su cargo investigó también por el primer encubrimiento del atentado y derivó el caso a la Cámara Federal para que se realice el sorteo.

Luego del sorteo, el caso recayó en el juez federal Daniel Rafecas, que estaba de vacaciones y era subrogado por su colega de Comodoro Py, Sebastián Ramos. Pero Ramos también se declaró incompetente, por lo que en un principio, la denuncia de Nisman había quedado trabada un conflicto de competencia.

No obstante, Daniel Rafecas suspendió las vacaciones y regresó el miércoles 18 a su juzgado. Ese mismo día, al cumplirse un mes de la muerte de Nisman una multitud marchó en silencio en la Ciudad en homenaje al fiscal Nisman. La convocatoria también se realizó en distintas partes de país y contó con la participación de fiscales, jueces y políticos, entre ellos, Germán Moldes.

El fiscal federal Gerardo Pollicita requirió el 13 de febrero abrir la investigación contra la presidenta Cristina Kirchner, su canciller, Héctor Timerman y otros funcionarios del gobierno por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA que denunció su colega Alberto Niman antes de morir.

El requerimiento no se solicita la indagatoria de la Presidenta y de los imputados, como había pedido Nisman, pero sí una batería de medidas para avanzar con la investigación que recayó en manos del juez Daniel Rafecas.

El 26 de febrero, Rafecas desestimó la denuncia de Nisman. En su resolución, el juez entendió que no hubo delito y no existía un solo elemento de prueba contra la Presidenta y el resto de los imputados.

El 6 de marzo el fiscal Gerardo Pollicita apeló el fallo de Rafecas. La denuncia de Nisman quedó en la Sala I de la Cámara Federal. Los camaristas Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero tuvieron que definir la apelación.

Antes, el fiscal general ante la Cámara Federal, Germán Moldes, debía dictaminar si corresponde abrir o no la investigación.

Moldes apoyó la apelación contra la decisión del juez Daniel Rafecas y pidió el 19 de marzo que se revoque el fallo del magistrado. En un escrito que presentó, le solicitó a los jueces de la Sala I de la Cámara que "ordenen que prosiga la investigación" porque "lo contrario importa la renuncia a la verdad" y a la "justicia".

La Sala I de la Cámara Federal confirmó el 26 de marzo el rechazo a abrir la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman. Por la desestimación votaron los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, mientras que Eduardo Farah lo hizo en disidencia.

Tras el rechazo de la Sala I, el fiscal Moldes apeló el 31 de marzo el fallo ante la Cámara Federal de Casación.

La Sala I de la Cámara Federal aceptó que el tribunal penal más alto del país analice la acusación que hizo el fiscal fallecido.

La denuncia del fiscal Nisman contra el gobierno por supuesto encubrimiento por el atentado a la AMIA ingresó el 17 de abril en la Cámara Federal de Casación Penal, y el caso quedó a cargo de la Sala I que tenía que definir si abría o no la investigación, que ya había sido desestimada en dos instancias judiciales.

Pero antes, el fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal Javier De Luca era quién debía opinar y decidir si le daba curso o no a la denuncia, para que luego opine Casación. Este lunes, desistió de continuar el trámite de la apelación de la denuncia presentada por Nisman y la causa será archivada.