Venganza atroz: "Mi ex ya los había raptado una vez"

Como "venganza" contra su ex pareja, un hombre estrelló el auto con los hijos de ambos contra un camión. Uno de los chicos murió y el otro está en grave estado. Él resultó ileso. La mujer denunció que tenía antecedentes y que ni la Justicia de Entre Ríos ni la Policía escucharon sus reclamos.
Martes 21 de abril de 2015
El hecho conmueve no sólo a la provincia de Entre Ríos, sino a todo el país, tras conocerse los pormenores del caso que en un primer momento fue tomado como un nuevo accidente en las rutas.

El vehículo que colisionó en la autopista José Gervasio Artigas era conducido por Juan Romero, quien luego de raptar a sus hijos decidió tomar la trágica decisión de chocar.

A gran velocidad y en contramano, el auto en que se encontraban el hombre junto con los mellizos Agustín y Mateo chocó de frente contra un camión. Los tres salieron despedidos del vehículo y fueron trasladados de urgencia al Hospital Delicia Masvernat, pero uno de los menores murió.

Quien relató lo vivido fue Hebe Rulli, madre de los menores, que denunció que "ya me los había tomado una vez, tuve que ir a la Justicia para que me los devuelva y tuve que cederle los niños de vuelta porque para la Justicia es el padre y tiene derechos".

Respecto de lo vivido esa jornada, confirmó que "los sacó de la escuela en el horario acordado y por la tarde me llama y me dice que tomó una determinación, y mi cabeza trataba de mantenerla fría. Escuchaba el ruido de la ruta, de los autos, pero por un momento pensé que no estaban los chicos con él, que era una mala jugada".

Además, confiesa que al enterarse de la determinación, "había hecho la denuncia y no lo quisieron rastrear". "Está decidido y sé que algo malo va a pasar", expresó ante las autoridades policiales, que hicieron caso omiso. "Y en eso me llaman para avisarme que hay un accidente en la ruta".

Respecto de los mellizos, aseguró que Mateo "está estable, tiene muchas fracturas, pero lo más importante es el hígado que tiene un pequeño sangrado. Está con respirador, el corazón funciona solo y tiene hematomas en la cabeza, que está muy inflamada y con pequeñas hemorragias". "Me sentí positiva, porque en estas 72 horas había que esperar que no retroceda la salud", confesó.

Consultada sobre cuando empezó a sentir que el desenlace estaba cerca, aseguró que "la semana pasada empecé a sentir miedo cuando me dijo que no los iba a devolver. Allí me hizo una denuncia por maltrato que yo les pegaba y maltrataba. Declararon los chicos y todo salió favorable a mí. Allí se evidenció que tomaba alcohol".

Sobre su ex esposo, del cual estaba separada legalmente hace dos meses, expresó que "él era muy manipulador, y manipuló a la Justicia. Yo en ese momento estaba quebrada y no me creyeron a mí.

Él con sus mentiras logró quedarse con mis hijos".

Después realizó un pedido especial: "Quiero que él vaya donde tiene que ir. Que en otros casos como este, estén atentos ante una mujer desesperada pidiendo auxilio, que la escuchen", y agregó:
"Quiero que sobreviva y se acuerde todos los días de su hijo y que sufra como sufro yo. El no merece morir, él tiene que vivir para pagar la pena. Mi hijo era un ángel".